A principios de la semana pasada, Daniel Craig finalmente confirmó que se convertirá por quinta vez en James Bond en la nueva película del famoso agente 007. Su participación en la saga estaba en duda por fuertes comentarios del actor donde indicaba que "prefería cortarse las venas" antes de interpretar de nuevo ese papel. Al parecer, cambió de opinión.

Pero ahora el británico, de 49 años. tiene que convencer a su esposa, la famoso actriz Rachel Weisz, de 47 , quien no está nada contenta con que su marido filme escenas de alto riesgo tras conocerse el accidente que sufrió Tom Cruise en el set de Misión Imposible 6. 

De acuerdo al tabloide The Mirror, Craig no rodará tantas escenas de acción en el nuevo filme- aún sin título- por pedido de Weisz, con quien se casó en 2011. "Es un gran punto de discordia. No quiere verlo en ese estado de nuevo. Ninguno de sus dolores ha desaparecido por completo", dijo un informante al mencionado medio.

En el papel del icónico espía, Craig sufrió lesiones de gravedad. En Casino Royale se rompió dos dientes y su dentista tuvo que volar desde Londres para reparar su rostro. En Quantum Of Solace en 2008 tuvo que ser asistido tras un duro golpe en su cara y más tarde se rompería una costilla. En 2016, se sometió a una cirugía por dos lesiones en la rodilla.

A pesar de sus heridas, su coordinador de trucos Gary Powell le dijo a The Mirror que será difícil convencer a la estrella de cine para que no realice acrobacias peligrosas.

LEA MÁS: