La muerte de Chris Cornell, fallecido este jueves a los 52 años, está siendo investigada como un suicidio, según confirmó un vocero policial sobre la base de las pistas halladas en la escena.

El cuerpo del músico fue descubierto sin vida en el baño del hotel MGM de Detroit, cuando su esposa le pidió a un amigo que revise cómo estaba. Esta persona tuvo que forzar la puerta del baño para entrar y vio el cadáver.

Las autoridades observaron "cosas básicas" en la escena que hacen pensar en un suicidio. Por su parte, el portal TMZ reportó que no se halló sangre en el lugar, pero sí "una banda alrededor del cuello" del artista.

Un representante de Cornell calificó la muerte como "súbita e inesperada", pero no proporcionó detalles adicionales. "Su esposa Vicky y su familia se sorprendieron al enterarse de su fallecimiento", indicó. Además, señaló que "trabajarán estrechamente con el médico forense para determinar la causa".

La autopsia del cantante estaba siendo realizada la mañana del jueves, y se espera que los resultados preliminares sean difundidos durante la jornada.

LEA MÁS: