James Fields, de 20 años, fue identificado este sábado por la policía como el conductor que atropelló a una multitud de manifestantes de la contramarcha a la concentración de ultraderecha en Charlottesville (Viginia).

Fields, tras matar a una persona y herir a otras 19, fue acusado de homicidio en segundo grado, tres cargos de heridas con dolo, y un cargo de abandonar el lugar de los hechos. Se programó para el lunes su audiencia de fianza.

La madre de Field, Samantha Bloom, dijo a la AP que ella sabía que su hijo iba a asistir a una marcha en Virginia pero que no sabía que era de supremacistas raciales.

"Me dijo que iría a una marcha de la derecha alternativa. Pensé que era algo para Trump, y Trump no es un supremacista blanco", dijo Bloom. "Como él tiene un amigo afroamericano, pues...", continuó antes de bajar la voz, tratando de buscar algún argumento. Se expresó sorprendida en caso de que las opiniones de su hijo sean racistas.

"Le dije que tenga cuidado. Y que si iban a marchar, que sea pacíficamente", declaró la madre a Toledo Blade, un medio de un pueblo vecino. También, explicó que no sabe lo que es la alt-right (movimiento de derecha alternativa), pero sabía que estaba relacionada con el presidente.

Por su parte, un tío del acusado relató al Washington Post que fue criado por su madre, luego de la muerte del padre hace varios años. Su progenitor murió de una forma similar a la manera en la que una víctima perdió la vida ayer: atropellado por un vehículo. Fields padre falleció cuando se cruzó con un conductor en estado de ebriedad.

Medios locales reportaron que el auto Dodge Challenger con el que embistió no tiene registros de robo y fue comprado de segunda mano en Kentucky y luego el domicilio fue cambiado a Maummee (Ohio), donde residía Fields.

La policía confirmó que el acto fue premeditado, y el perfil de Facebook de Fields (que ya fue dado de baja) confirmó su extrema posición ideológica. Por ello, varios líderes políticos han solicitado que el caso sea investigado como un hecho de terrorismo doméstico.

Algunas de las fotos que compartió el perfil atribuido al joven tienen simbología nazi, así como apoyo al movimiento confederado del sur estadounidense.

Un Adolf Hitler de bebé y un "Pepe the frog" (meme relacionado a la extrema derecha) destacan en su galería de imágenes.

La polémica concentración se organizó en protesta por la retirada de una estatua del general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense, y que ya generó choques violentos el viernes. Entre los manifestantes, algunos de los cuales portaban esvásticas nazis, se encontraba el exlíder del Ku Klux Klan David Duker.

La manifestación ha sido descrita como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en Estados Unidos", según el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los que fomentan la violencia racial.

LEA MÁS: