El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnel, acompañado de otros congresistas del partido (Reuters)
El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnel, acompañado de otros congresistas del partido (Reuters)

Una de las propuestas más emblemáticas con las que Donald Trump fue elegido presidente tendrá una jornada decisiva este martes, después de que el Partido Republicano obtuvo una mayoría en el Senado para discutir la iniciativa de derogar el Obamacare y reemplazarlo con un nuevo sistema sanitario, aunque no tiene los votos asegurados.

La votación a favor supuso una victoria para el mandatario Donald Trump, quien ha amenazado a los senadores de su partido con duras represalias si fracasan en sacar adelante la medida, bloqueada desde hace meses en el Congreso.

El senador John McCain volvió al Senado y fue ovacionado (Reuters)
El senador John McCain volvió al Senado y fue ovacionado (Reuters)

El senador republicano John McCain, diagnosticado la semana pasada de un cáncer de cerebro, fue ovacionado al dar su voto, que provocó un empate a 50. El vicepresidente Mike Pence rompió la igualdad gracias a la facultad que le da la Constitución.

"El ObamaCare está torturando a los estadounidenses. Los demócratas han engañado a la gente por suficiente tiempo. ¡Derogar o derogar y reemplazar! Tengo la pluma en mi mano", dijo el mandatario, ansioso por firmar una nueva ley y con un tono optimista. "Luego de siete años, pronto veremos si los republicanos están dispuestos a asumir responsabilidades", insistió.

Además, Trump celebró el retorno al Capitolio del senador John McCain, luego de operarse por un tumor cerebral. "¡Bravo, héroe americano! Gracias, John", celebró el presidente.

Después de que los republicanos lograran poner la propuesta en la agenda de la Cámara, los senadores podrán depositar las enmiendas y reescribir toda la ley para "remplazar" la reforma sanitaria de Obama. Otra opción, si la propuesta no alcanza el consenso, sería derogar el sistema y dar un plazo de dos años para formular un nuevo programa de cobertura médica.

Según una encuesta de AP, el 51% de la población apoya el sistema vigente, y un 25% opta por el plan presentado por los republicanos (Reuters)
Según una encuesta de AP, el 51% de la población apoya el sistema vigente, y un 25% opta por el plan presentado por los republicanos (Reuters)

Las negociaciones se desarrollan intensamente entre pasillos con las congresistas que anunciaron que bloquearían la iniciativa presidencial. Una de ellas, Shelley Moore Capito, recibió este lunes a Trump en su estado de Virginia Occidental, uno de los más pobres del país, cuyos habitantes figuran entre los que más tienen que perder de una derogación del Obamacare. En otro evento, el presidente encomendó al secretario de Salud, Tom Price, asegurar el voto pendiente. "Será mejor que usted consiga que la senadora Capito vote a favor de la medida. De lo contrario, le diré: Tom, usted está despedido", bromeó.

La Oficina de Asuntos Presupuestarios del Congreso afirmó que bajo el plan republicano, liderado por Mitch McConnel, 22 millones más de personas estarían sin seguro para 2026, en su mayoría beneficiarios del programa Medicaid y personas que compran pólizas privadas.

LEA MÁS: