(Wikimedia commons)
(Wikimedia commons)

El Ejército estadounidense lanzó, este jueves, en Afganistán, una enorme bomba que es considerada la más poderosa existente (exceptuando al armamento nuclear), según informó la cadena CNN.

Fuentes del Pentágono explicaron que el objetivo eran túneles y terroristas del Estado Islámico y resaltaron que es la primera vez que se usa en el campo de batalla.

El armamento, nombrado GBU-43/B Massive Ordnance Air Blast Bomb (MOAB) y apodado por sus siglas por la prensa como "la madre de todas las bombas" (Mother Of All Bombs), fue lanzado desde una nave estadounidense a las 19 de este jueves, hora local, en la provincia de Nangarhar, cerca de la frontera con Pakistán.

"Al acumularse las pérdidas del ISIS, están usando búnkers y túneles para fortalecer su defensa", señaló el general John Nicholson, comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán. "Este es el tipo de munición adecuado para reducir los obstáculos y mantener la escalada de la ofensiva", destacó.

El lanzamiento "hizo impacto contra un complejo de cavernas", detallaron las autoridades. Además, indicaron que el ataque fue diseñado minimizando el riesgo para los civiles afganos y los militares estadounidenses.

"La bomba MOAB pesa 10 toneladas y explota al llegar al suelo. El radio de acción está en el orden de 1,5 kilómetros. Es un elemento de medida para amedrentar al enemigo", explicó el mayor (R) Gabriel Blanco, experto en armas de destrucción masiva y ex inspector de la ONU en Irak, cuando se desarrolló el prototipo.