Ser presidente de los Estados Unidos es un trabajo estresante. Obliga a tomar decisiones importantes todo el tiempo. Durante sus años en la Casa Blanca, cuando estaba abrumado, reveló a sus colaboradores que su sueño era volver a Hawaii y abrir una tienda que vendiera camisetas de un solo talle, mediano, y un solo color, blanco. Así no tendría que tomar más decisiones. Su deseo incluso se volvió una broma habitual entre el presidente y su ex jefe de gabinete, Rahm Emanuel. Cuando estaban en medio de una discusión política compleja, evaluando qué camino seguir, Emanuel se daba vuelta en un momento y le decía a Obama: "Blanca"; el presidente respondía: "Medium".

El chiste fue revelado en una nota de julio pasado de The New York Times, en la que contaba los hábitos laborales de Barack Obama en la Casa Blanca. Una artista y escritora de Hawaii leyó el artículo y quedó impresionada por ese detalle. "Me enamoré de esa referencia, el hecho de que una camiseta blanca pudiese simbolizar el alivio sobre cualquier tipo de toma de decisión", contó Emily Spivack, que decidió convertir el sueño de Obama en realidad.

El 11 de enero, abrió en el Ward Center Mall de Honolulu, la capital de Hawaii, el negocio Medium White Tee (camiseta blanca mediana), una tienda minimalista con un perchero en el centro con las camisetas, unas reposeras y un piso de arena para generar esa sensación de ambiente relajado.

Para lograrlo, Spivack contó con el generoso aporte de mucha gente: arquitectos y diseñadores de Nueva York bocetaron el negocio; una empresa textil donó mil camisetas, empresarios locales donaron los materiales y una firma lo construyó ad-honorem. "Hawaii es así, una cultura construida a base de ayuda recíproca. No importa lo que pienses políticamente, hay un lugar especial en los corazones de todos aquí para los Obama [el presidente nació y pasó su infancia en Hawaii]".

En principio, Medium White Tee estará abierto hasta el 9 de febrero y busca voluntarios para trabajar en el local durante un turno de tres horas. Las tareas son simples: sólo hay que ofrecer las únicas camisetas que se venden por 44 dólares (un tributo al presidente 44.° de los Estados Unidos). Todo lo recaudado se donará para obras de caridad. La media hermana de Obama, Maya Soetoro-Ng will, trabajó en el primer turno, tras la apertura del local.

Spivack ya le envió a Obama una camiseta con una carta: "Está invitado a trabajar aquí cuando quiera. Estará atendido por voluntarios hasta que llegue usted para tomar su turno". La artista no pierde la ilusión de que Obama aparezca por la tienda después de traspasar el mando el próximo viernes.