El Partido Republicano conservará la mayoría en el Congreso (Getty Images)
El Partido Republicano conservará la mayoría en el Congreso (Getty Images)

La Cámara de Representantes se unió este viernes al Senado y allanó el camino para la derogación del Obamacare, que podría someterse a votación el próximo mes. La Cámara alta lo aprobó el jueves y hoy hizo lo propio la baja.

La ley de Obama, aprobada en 2010, amplió el seguro sanitario a unos 20 millones de estadounidenses, al impedir a las aseguradoras que pudiesen negar asistencia por enfermedades ya existentes. Además entregó miles de millones a los estados para impulsar el programa Medicaid para los más pobres. Los republicanos se opusieron a la norma con uñas y dientes, una postura que contribuyó a sus impresionantes victorias electorales de 2010, 2014 y el año pasado.

Donald Trump prometió que su gobierno presentará pronto un plan para revocar la norma, conocida como Obamacare, y sustituirla con legislación que se "hará cargo de la sanidad de este país".

"Vamos a derogar y sustituirla, es un asunto muy complicado", dijo Trump a reporteros y agregó que ambos elementos se aprobarían prácticamente al mismo tiempo. Esa promesa, sin embargo, sería casi imposible del cumplir por la compleja maraña del Congreso, donde los líderes republicanos deben superar las complejas normas de la Cámara, una oposición demócrata unida y los importantes desacuerdos en el seno de su propia formación.

(Reuters)
(Reuters)

La Cámara de Representantes votó por 227 votos a favor y 198 en contra (todos los demócratas) a favor del texto, que también fue aprobada durante la madrugada del jueves por el Senado, con 51 votos a favor y 48 en contra.

De este modo, el Congreso da luz verde a varios de sus comités para que empiecen a preparar la legislación para desmantelar el Obamacare. Bajo la resolución aprobada por la Cámara alta, el Senado tiene hasta el 27 de enero para presentar los textos destinados a derogar la legislación, un asunto que abrió la polémica entre los republicanos, ya que algunos de sus senadores proponían retrasar dicha fecha hasta marzo.

"Dando este paso para acabar con el Obamacare, estamos un poco más cerca de dar alivio a los estadounidenses ante los problemas que ha causado esta ley", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, tras la votación. "Demasiadas familias han visto incrementarse los costos, bajar la calidad (de los seguros médicos) y ver sus opciones reducidas a una –que no era una opción en absoluto–", agregó el conservador en alusión a las coberturas sanitarias provistas por la reforma de Obama.

Según insistió, esta resolución permite al Congreso obtener las herramientas necesarias para dar los pasos concretos necesarios para "devolver a los estadounidenses el control sobre su propio sistema de salud".

Pese a haber comenzado los trámites para su derogación, aún se desconocen los detalles sobre cómo los republicanos planean sustituir el sistema sanitario una vez desmantelen la reforma de salud vigente en la actualidad.