Pese a las presiones de Donald Trump para que los fabricantes norteamericanos se retiren de territorio mexicano, dos empresas de la industria automotriz, General Motors (GM) y Michelin, descartaron hacer modificaciones a sus proyectos en México.

"Nuestra estrategia sigue siendo producir allá donde vendemos, eso no ha cambiado", advirtió Mary Ibarra, presidente de GM, en declaraciones a periodistas en la sede de la compañía en Detroit (Michigan, norte), donde se realiza desde el lunes la 29a. edición del salón automóvil.

"Cuando usted mira el número de empleos que creamos en este país, pienso que nuestra voz será oída en el momento en que se elaboren las políticas", agregó.

Donald Trump pretende repatriar a Estados Unidos los empleos industriales (Reuters)
Donald Trump pretende repatriar a Estados Unidos los empleos industriales (Reuters)

La industria automotriz, especialmente GM, Toyota y Ford, fue el blanco de la campaña de Trump, quien prometió repatriar a Estados Unidos los empleos industriales.

Ford y Toyota han anunciando inversiones en Estados Unidos y la automotriz estadounidense renunció que va a construir una fábrica que tenía prevista en México.

General Motors, que dispone de varios sitios industriales en México y tres fábricas de ensamblaje –Silao, San Luis Potosí y Ramos Arizpe– aún no ha dado señales de querer trasladar sus inversiones.

Por su parte, Jean-Dominique Senard, presidente del gigante francés de neumáticos Michelin, señaló que la empresa no está reconsiderando la nueva planta planeada en México.

LEA MÁS:

"La decisión de construir la fábrica en México se dio hace años", apuntó a la agencia AFP Senard durante la feria. "Vamos a estar donde están nuestros clientes, nuestro negocio es global y no estamos reconsiderando" la presencia en México.

El grupo francés anunció en julio planes para construir una planta en el centro de México focalizada en neumáticos de alta terminación con una inversión de 450 millones de euros, o unos 475 millones de dólares a la tasa de cambio actual.

Michelin dijo que la planta, localizada en el estado de Guanajuato y que espera esté lista para finales de 2018, producirá entre cuatro y cinco millones de neumáticos de acuerdo con la creciente demanda en México y "las crecientes oportunidades en el dinámico mercado de América del Norte".

Con información de AFP