Sofía tiene siete años y síndrome de Down. Nació en Rusia, pero su madre la abandonó por su condición. Sin embargo, nada de eso le impidió ser una niña feliz y llena de vida. En un video publicado recientemente por Jennifer Sánchez, su mamá adoptiva, la pequeña conmovió al mundo con un emotivo mensaje sobre qué se siente tener síndrome de Down.

"Es emocionante", respondió Sofía cuando su mamá le preguntó si sentía miedo.

No sólo no le da miedo, sino que para ella el síndrome la convierte en una persona especial. Y hasta se animó a explicar de qué se trata la trisomía 21: "Es algo que está dentro de mi sangre".

Lo único que le preocupa a Sofía es si sus padres la llevarán a Disneyland, como cualquier niña de su edad.

Ante cada pregunta de su madre, la pequeña responde con una sonrisa y quitándole dramatismo a las dificultades que puede llegar a traerle el síndrome.

Sofía no sólo es un ejemplo para los niños con su misma condición. Es también un ejemplo de superación.

Hace siete años nació en Rusia. Al ver que había nacido con síndrome de Down, su madre la abandonó. Permaneció en un orfanato estatal durante un año, sin mayores atenciones.

Hasta que un día una familia procedente de California, Estados Unidos, se cruzó en su vida. Ellos ya tenían tres hijos, pero conocieron la historia de la pequeña Sofía y no lo dudaron un segundo. Iniciaron los trámites de adopción y después de un tiempo se convirtió en una integrante más de la familia.

Sofia meeting Sofia! 💜

A photo posted by Jennifer Varanini Sanchez (@jvaraninisanchez) on

Hoy en día, casi seis años después de aquel día que cambió su vida, Sofía emociona al mundo con el mismo amor que su familia le brindó desde el primer momento.

El video que Jennifer publicó hace una semana en su cuenta de Instagram ya obtuvo más de 15.500 reproducciones.