Desde el club Barcelona anunciaron que Neymar aceptó la oferta del París Saint Germain, que pagará su cláusula de salida de más de 220 millones de dólares.

De inmediato, un clima hostil envolvió al brasileño, quien acaba de vivir un momento de furia contra un grupo de aficionados que le reclamaron su decisión.

En las últimas horas, también se viralizó un video en el que se ve a un seguidor prendiendo fuego la camiseta de Neymar. Esta actitud violenta se suma a los carteles que aparecieron en Barcelona con el mensaje "traidor" y "mercenario" junto a la imagen del crack de la Selección de Brasil.

Por su parte, el Fútbol Club Barcelona retiró todos los anuncios y gigantografías de la vía pública e inmediaciones del estadio que contenga la figura de Neymar.

Lionel Messi fue el primero en referirse a la salida de su amigo y le dedicó un emotivo mensaje en su cuenta de Instagram. "Fue un placer enorme haber compartido todos estos años con vos amigo @neymarjr. Te deseo mucha suerte en esta nueva etapa de tu vida. Nos vemos Tkm", escribió la Pulga.

A lo que el propio Neymar respondió: "Gracias hermano. Te echaré de menos, tío".

LEA MÁS: