Si hay alguien al que no le pesa ser el favorito, ese es Roger Federer. El suizo cumplió con las expectivas de todos los amantes del tenis y se quedó el título en Wimbledon tras vencer en la final al croata Marin Cilic por 6-3, 6-1 y 6-4.

Federer consiguió así en una hora y 41 minutos su octava corona en All England ante un rival que nunca tuvo oportunidades.

El Expreso suizo no lo puede creer: es el más ganador de Wimbledon (AFP)
El Expreso suizo no lo puede creer: es el más ganador de Wimbledon (AFP)

Con esta  victoria, el suizo superó al estadounidense Pete Sampras como máximo ganador en la Catedral del tenis y confirma que es el mejor de la historia sobre pasto.

#19 tastes great #wimbledon

A post shared by Roger Federer (@rogerfederer) on

"Continué creyendo y soñando, y aquí estoy", dijo Federer tras recibir la famosa copa en el court principal del All England tras una espera de cinco años.

El primer set lo resolvió el suizo con solvencia por 6-3 en apenas 36 minutos. En segundo parcial Federer quebró rápidamente y su rival debió pedir el ingreso del médico por una dolencia en su pie. Luego de la detención, el trámite fue el mismo y el "Expreso" lo liquidó fácil 6-1.

Roger agradece el cariño del público en la Catedral del tenis REUTERS/Toby Melville
Roger agradece el cariño del público en la Catedral del tenis REUTERS/Toby Melville

En el último parcial, al croata se lo vio sin reacción y Federer completó su participación en el torneo sin perder un solo set, un logro que sólo consiguieron tres personas en la historia de la era abierta.

"Espero que éste no sea mi último partido aquí, quiero volver el año que viene", afirmó Federer, que a los 35 años y 342 días es el jugador más viejo en ganar Wimbledon en la era profesional.

La devolución de Roger Federer durante el primer set REUTERS/Toby Melville
La devolución de Roger Federer durante el primer set REUTERS/Toby Melville

LEA MÁS: