Mayweather no boxea desde 2015, pero nunca dejó de entrenar (AP)
Mayweather no boxea desde 2015, pero nunca dejó de entrenar (AP)

El 26 de agosto las artes marciales mixtas y el boxeo finalmente confluirán en un combate que marcará un antes y un después en el deporte mundial. Uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos -el mejor de los últimos 10 años sin dudas- volverá de su retiro para enfrentar a la máxima estrella de la MMA. Floyd Mayweather se subirá nuevamente al ring para enfrentar, bajo las reglas del boxeo, a Conor McGregor.

El estadounidense de 40 años cuenta con una experiencia en el deporte de los guantes exageradamente superior a la de su rival, quien esta semana comenzó a practicar y fue vapuleado por un sparring.

Mayweather tiene los títulos mundiales de las tres categorías más importantes del mundo (Getty)
Mayweather tiene los títulos mundiales de las tres categorías más importantes del mundo (Getty)

A pesar de que su avanzada edad puede ser tomada como una desventaja, sobre el final de su carrera "Money" ha derrotado a varios rivales más jóvenes que él, como el argentino Marcos Maidana (33), el estadounidense Andre Berto (33) y el mexicano Saúl "Canelo" Álvarez (26). Por lo que los 28 años de McGregor serán apenas un dato al momento de que suene la campana.

En cuanto a la pelea, hay que dividir el análisis en dos segmentos: la defensa y el ataque.

El aspecto defensivo siempre ha sido el fuerte de Mayweather, quien se ha destacado en sus 49 combates anteriores por evitar los golpes de sus rivales, más que por darlos. McGregor, acostumbrado a acabar fácilmente con sus contrincantes gracias a su poder ofensivo, se encontrará en el cuadrilátero con un muro hasta ahora imposible de vencer.

La capacidad de Mayweather para esquivar golpes
La capacidad de Mayweather para esquivar golpes

Con una guardia mixta, sus hombros levantados y una envidiable agilidad para recorrer toda la lona con velocidad, el estadounidense campeón mundial de peso wélter ha agotado la paciencia de sus oponentes, quienes ven cómo su esfuerzo por alcanzar el rostro de Floyd queda truncado en sus antebrazos o, simplemente, en el aire.

Luego de esta exhaustiva defensa, Mayweather arremete con su ataque. El oriundo de Míchigan suele tirar menos golpes que sus rivales en un round, pero la enorme mayoría llega a destino.

Golpear a Mayweather ha sido una misión imposible para grande púgiles (Getty)
Golpear a Mayweather ha sido una misión imposible para grande púgiles (Getty)

Su precisión y velocidad para tirar puñetazos es casi perfecta. El campeón mundial de las tres organizaciones más importantes del boxeo (el CMB, la OMB y la AMB) puede encontrar el hueco perfecto para alcanzar el mentón de quien esté enfrente y con apenas un par de aciertos termina ganando la pelea. Esa estrategia se acentuó aún más sobre el final de su carrera, cuando noqueó solo en dos de sus últimas 14 presentaciones, pero siempre se quedó con la victoria.

En este caso, al medirse con un rival que carece de técnica por una evidente razón (no es boxeador), ese hueco aparecerá más seguido que de costumbre y sólo será cuestión de tiempo para que el estadounidense de 40 años lo aproveche.

Mayweather encuentra el momento justo para llegar al rostro del rival (Getty)
Mayweather encuentra el momento justo para llegar al rostro del rival (Getty)

Este 26 de agosto, Mayweather tendrá una nueva oportunidad de demostrar por qué es el mejor boxeador de los últimos años. En 49 peleas acabó con todos los púgiles que osaron enfrentarlo e incluso con aquellos que exigieron revancha. Ahora, luego de dos años de su retiro, vuelve para enfrentar a un irlandés que no pertenece al circuito y que cree que sus conocimientos de MMA son suficientes para que el estadounidense bese la lona. Hecho que difícilmente ocurra en Las Vegas.