Eran amigos, se conocían desde sus épocas escolares, por lo que el desenlace de la historia resulta muy triste. Blair Oster y Cory Chambers, actualmente luchadores de MMA, eran compañeros desde la primaria en North Battleford, Canadá. Pero su vínculo se derrumbó cuando se reunieron dentro de un cuadrilátero el pasado sábado.

En la previa de su combate correspondiente a un evento local de artes marciales mixtas llamado "Saturday Night Fights 13", Chambers publicó en su cuenta de Instagram una imagen de ambos después del pesaje. Los dos están sonriendo. Parecía que pelearían en un clima muy relajado.

Sin embargo, en la velada, Blair Oster rompió una de las tradiciones más antiguas del deporte y traicionó a su amigo: al sonar la campana, extendieron las manos para chocar los puños en señal de saludo, pero Oster tiró su otro brazo hacia atrás y noqueó a su amigo con un brutal golpe de derecha.

Como si fuera poco, Oster se abalanzó sobre Chambers y siguió golpeándolo en el suelo hasta que el árbitro se vio obligado a detener el encuentro.

Cory Chambers publicó posteriormente el video de la pelea en las redes sociales y dejó un mensaje que pone en duda la continuidad de su amistad con Blair Oster: "Al final del día, tienes que protegerte a ti mismo durante toda la pelea, pero cuando conoces a alguien por más de 20 años y acuerdas golpear las manos antes de la pelea, piensas que seguirá el código de los guerreros".

LEA MÁS: