Gustavo Vargas, director de la aerolínea LAMIA (EFE)
Gustavo Vargas, director de la aerolínea LAMIA (EFE)

En su primera declaración oficial tras el trágico accidente, un vocero de la aerolínea LAMIA apuntó las responsabilidades contra el piloto Miguel Quiroga.

En medio de las especulaciones sobre el origen de lo ocurrido con el avión del club brasileño Chapecoense, en el que murieron 71 personas, Gustavo Vargas, director de la compañía, afirmó que el conductor de la aeronave "tenía la opción de cargar combustible en Bogotá en caso de sufrir un desabastecimiento", según declaró al canal boliviano Unitel.

LEA MÁS: 

El director de Lamia indicó que inicialmente estaba previsto que la aeronave recargue combustible en la ciudad boliviana de Cobija, fronteriza con Brasil, pero que ese plan quedó descartado por falta de tiempo.

“Si el piloto veía que tenía una deficiencia de combustible, tenía toda la potestad de entrar a reabastecer”

"Tenemos alternativas, una alternativa cercana era Bogotá y si él (el piloto) veía que tenía una deficiencia de combustible, tenía toda la potestad de entrar a reabastecer", dijo el ejecutivo.

Los restos del avión en el que se transportaba el equipo brasileño (AFP)
Los restos del avión en el que se transportaba el equipo brasileño (AFP)

Agregó que "lastimosamente no pudimos reabastecer en Cobija, que era el punto inicial, porque al no haber logrado el vuelo desde Brasil, tuvimos que contratar otro chárter y se nos hizo tarde, Cobija no trabaja en la noche", agregó.

LEA MÁS:

A esto Vargas añadió que el piloto "toma la decisión de no entrar (a Bogotá) porque pensó que le alcanzaba el combustible. Se trata de un piloto de mucha experiencia que hizo su entrenamiento en Suiza", de acuerdo con otras declaraciones publicadas este miércoles por el Diario Siete de Bolivia.

"Tenemos que investigar por qué tomó la determinación de irse en forma directa a Medellín", remarcó según el medio.

Además, y ante las versiones que indicaban que se habían registrado fallas en el avión en el que viajaban 77 personas con destino a Medellín, Vargas afirmó en otra entrevista que la aeronave "era completamente moderna".