Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política martes 29 de marzo 2016

Ante la primera manifestación de los taxistas contra Uber, Rodríguez Larreta cedió a las exigencias de Omar Viviani

El jefe de Gobierno aseguró que habilitarán la plataforma recién cuando cumplan con todos los requisitos vigentes para los taxis, tornando inviable el proyecto de la aplicación en el país. "Todavía no presentaron ni un papel", dijo

martes 29 de marzo 201609:25
Crédito:
El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, buscó ponerle un punto final a la discusión que se abrió el fin de semana con el desembarco de Uber a la Argentina. Durante un acto oficial, el funcionario porteño adelantó que para habilitar su funcionamiento le exigirán los mismos requisitos que a las empresas de taxis o remises.

"En la medida de que cumplan todos los requisitos, serán bienvenidos. Si cumplen con todas las reglamentaciones, como sucede actualmente con taxistas, remises y colectivos, será válido. La ley es igual para todos", aseguró Rodríguez Larreta durante la inauguración de un nuevo túnel sobre la avenida San Martín.

La declaración del jefe comunal marca un freno sobre el plan de negocios de la compañía estadounidense si se tiene en cuenta la forma en que funciona en otras ciudades del mundo, donde sus conductores no están obligados a tramitar una licencia especial y a cumplir con los mismos requisitos que los taxistas.

Larreta uber tv publica video


No es la primera vez que Rodríguez Larreta cede a las presiones de los sindicatos de taxis. Meses atrás luego de un reclamo del gremialista Omar Viviani suspendió Easy Taxi, una aplicación que había adquirido gran popularidad. A diferencia de Uber, este sistema conecta a conductores de taxis profesionales con pasajeros que solicitan transporte desde un dispositivo móvil.

"Nosotros estamos a favor de la modernidad, pero a favor de la modernidad que cumple con la ley. No puede haber ciudadanos a los que se les pida que respeten las normas y otros a los que no. Esa es nuestra posición", intentó argumentar.


Embed





Comentá