La ribera de Quilmes permanece cerrada por la invasión de camalotes FM Sur 88.9 162
La ribera de Quilmes permanece cerrada por la invasión de camalotes FM Sur 88.9 162

La invasión de camalotes tuvo un notorio impacto en la ribera de Quilmes. El fenómeno provocó la llegada de una gran cantidad de serpientes y yararás. Estas últimas provocan temor por la alta toxicidad de su veneno. Ya hubo cinco personas en el partido del sur bonaerense que fueron mordidas por serpientes y debieron ser trasladados para observación médica.

"El fin de semana hubo cinco traslados médicos: cuatro eran vecinos y el restante un guardavidas. Todos fueron por mordeduras de serpientes no venenosas. El sábado, cuando el río salió, atrapamos unas 120, de las cuales cuatro eran yararás", precisó a Clarín el subsecretario de Emergencias de Quilmes, Juan Manuel Mendizábal.

Entre las personas atacadas hubo un menor de 14 años que intentaba atrapar una serpiente y dos hombres mayores de edad que se metieron en el río, incumpliendo la prohibición que se impuso a partir de la masiva llegada de los camalotes junto a las serpientes.

Se necesitaron 80 camiones para comenzar a retirar los camalotes

Tal es la preocupación que se instaló entre los quilmeños, que la subsecretaría de Medio Ambiente desplegó un operativo para explicar qué tipos de serpientes llegaron a la zona y cómo es su anatomía y grado de peligrosidad. Además, se les pidió a los vecinos que alerten a los Bomberos o Defensa Civil en caso de hallar alguna de estas especies.

La costanera de Quilmes permanecerá cerrada, por lo menos, hasta el próximo fin de semana, mientras continúan con la limpieza: "Estamos levantando los camalotes con máquinas. El sábado sacamos cerca de 80 camiones", informaron desde el área de Emergencias del municipio.