Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Sociedad viernes 08 de enero 2016

Uber, la app que elige la gente y odian los gremios de taxis, más cerca de la Argentina

La compañía que revoluciona el modo de transportarse en las ciudades abrió una convocatoria para iniciar sus operaciones en 2016 en Buenos Aires. Los desafíos sindicales y normativos

viernes 08 de enero 201620:20
Crédito:
La app Uber –la aplicación que revoluciona el modo de transportarse en las ciudades– abrió una convocatoria para tres puestos claves en Buenos Aires, con el objetivo de avanzar en el desembarco en la capital argentina, pese a las resistencias expresadas por los gremios de taxis, que quieren impedir el funcionamiento del servicio.

Desde el año pasado, ejecutivos de la start up creada por Travis Talanik estuvieron en el país en reuniones con funcionarios de gobierno, referentes empresarios y sociales para sondear la posibilidad de comenzar a operar aquí. Pero ahora avanzó un paso más, clave para cualquier desembarco. Uber publicó en las últimas horas en la red LinkedIn una convocatoria para cubrir los cargos de gerente de de Operaciones, otra para la posición de manager en Operaciones y Logística y una última para la gerencia de Marketing.

Hoy, la propia encargada de comunicación de la compañía para el Cono Sur, Soledad Lago Rodríguez, reconoció en diálogo con Infobae: "Constantemente hacemos relevamientos de los países y ciudades en los que todavía no tenemos presencia y la Argentina no es la excepción. Eso no significa que esté planeado el inicio de las operaciones en el país" de manera inminente.

Uber

Tras conocerse la apertura para cubrir esos tres cargos clave, la misma ejecutiva reconoció que una posibilidad es que se avance "durante 2016" para que efectivamente comiencen a circular automóviles "Uber" por las calles porteñas. La cautela tiene como trasfondo la cerrada negativa que ya expresaron los sindicalistas del taxi –que son encabezados por Omar Viviani, uno de los más fieles referentes de la CGT que acompañó hasta el final del mandato a Cristina Kirchner– y de una serie de normativas de tránsito que podrían bloquear la puesta en marcha de un servicio que avanza en las ciudades más adelantadas del mundo.

Tanto en el mundo como en Buenos Aires –según lo reflejó hoy un reporte de Infobae América– el temor de los sindicatos está fundado en una realidad: el servicio de Uber ofrece mayor confort y es más seguro que el que durante décadas ofrecieron al público sin ningún tipo de garantías los taxistas de Montevideo y de otras ciudades del mundo. Los vehículos de la popular aplicación deben reunir requisitos de calidad premium, y tanto los choferes como los mismos usuarios son evaluados en cada viaje.

Entre otros motivos que favorecen el éxito está la experiencia del usuario, que en vez de tener que salir a buscar un taxi, o llamar un remís y quejarse porque no llega, puede encargarlo desde su smartphone, con una tarifa preacordada, controlar la trayectoria y pagarlo con tarjeta. También, que el hecho de que se califique el viaje hace que los conductores sean más atentos y los coches estén en mejor estado.

Embed
En Buenos Aires, los sindicalistas comparten la misma lógica que sus homólogos de otros países, sobre todo de la región, donde incluso llegó a haber protestas violentas y destrucción de vehículos con el argumento de que les "robaban el trabajo". Uno de los laderos de Viviani, Claudio Palmeyro, no anduvo con rodeos: "Buenos Aires es una de las ciudades con el transporte más regulado del mundo, y Uber propone desregular el transporte; no estamos de acuerdo, porque es competencia desleal", afirmó en declaraciones periodísticas.

Más allá de esa resistencia corporativa, la ciudad tiene una regulación que impide la contratación de servicio de transporte a todo vehículo que no tenga una habilitación específica para hacerlo, más allá de las decenas de remiserías y combis ilegales que funcionan a la vista de las autoridades municipales y policiales, emprendimientos con los que los sindicalistas del taxi conviven a diario.

Embed


Ver más:

,

Comentá