Buscar en Infobae

  • Últimas recomendaciones

Política miércoles 04 de noviembre 2015

Derrame de cianuro: Barrick Gold confirmó en la Justicia lo que públicamente negó

Juan Pablo Parrilla

Por: Juan Pablo Parrilla jparrilla@infobae.com

Aunque la minera canadiense dijo que no hubo daño ambiental en la mina Veladero de San Juan, un estudio que encargó admite que hubo contaminación. Sospechan que la sobreexplotación provocó la fuga

miércoles 04 de noviembre 201518:01
La Justicia no descartó que se haya producido contaminación ambiental en la cuenca hídrica del río Jáchal.
La Justicia no descartó que se haya producido contaminación ambiental en la cuenca hídrica del río Jáchal. Crédito:

En un duro fallo contra la minera canadiense Barrick Gold, el juez sanjuanino Pablo Oritja hizo lugar a dos recursos de amparo y le dio a la empresa 10 días para volver a trabajar en condiciones normales, ya que el exceso de agua cianurada con el que opera desde el 17 de agosto habría provocado el derrame de más de un millón de litros de esa solución en la mina Veladero. La sentencia revela, además, los resultados de los monitoreos encargados por la firma tras la fuga, que confirman que se produjo un daño ambiental en la zona.

Los amparos fueron impulsados por un vecino y por el municipio de Jáchal y acumulados en un mismo expediente, el mismo en el cual se dispuso el cese de actividades de la mina Veladero tras el derrame ocurrido el 12 de septiembre. El fallo sacó a la luz varias cuestiones. La primera es la contradicción de la empresa, que públicamente afirmó que no hubo daño ambiental, pero que presentó los resultados de los análisis de laboratorio encargados a la firma SGS, que acredita la presencia de altas dosis de cianuro en la zona.

El magistrado advirtió que aguas arriba del dique Cuesta del Viento "se detectó desde el 13 de septiembre la presencia de cianuro y mercurio en concretaron altas y que evidentemente fueron consecuencia del derrame ocasionado en la explotación minera".

Por ejemplo, la empresa SGS detectó 64 partes por millón (ppm) de cianuro en el río Potrerillos y 9 ppm en el río Las Taguas, muy por encima las 0,10 ppm de cianuro que el artículo 982 del Código Alimentario establece como máximo para el agua potable.

"Estos aportes hechos por la propia demanda acreditan fehacientemente la contaminación que la actividad de la empresa ha producido", advirtió el magistrado, que consideró que "se vulneró el deber de preservación del patrimonio natural", y concluyó: "El derrame pone en riesgo real e inminente el derecho a gozar de un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano".

A la hora de analizar las causas del derrame, el magistrado apuntó contra la empresa. Una investigación interna de Minera Argentina Gold (subsidiaria de Barrick Gol) concluyó que la fuga se produjo por la combinación de dos circunstancias: la rotura de una válvula y la apertura de una compuerta que tenía que estar cerrada.

Este último aspecto es fundamental. ¿Por qué estaba abierta la compuerta? El juez no tiene dudas: se lo atribuye al "exceso de agua circulante en el sistema de lixiviación", que es el proceso que se aplica para separar la roca del mineral a través del rociado de cianuro. Esa anomalía comenzó el 17 de agosto, cuando la planta declaró el "código rojo" y comenzó a implementar un plan de emergencia.

"La existencia de esta situación anómala incrementa el riesgo de que por factores externos e imposibles de manejar se produzca un aumento aún mayor de la cota (nivel) del sistema de lixiviación y que éste llegue al nivel de vertedero y vuelque su contenido hacia el subdren potrerillos", señala el juez.

¿Qué quiere decir esto? Según explica el juez, la Declaración de Impacto Ambiental de Veladero establece que la solución lixiviante no debe superar los 3926 metros sobre el nivel del mar (msnm). Pero desde el 17 de agosto la planta está trabajando por encima de esa altura y actualmente se encuentra en 3934 msnm, a menos de 9 metros de alcanzar el máximo operativo. Frente a esa circunstancia, el 6 de septiembre la empresa decidió abrir una compuerta para evitar que el agua siga ingresando al valle de lixiviación. Esa decisión terminó provocando el derrame. Si esa compuerta hubiera estado cerrada, la rotura de la válvula no hubiera provocado mayores inconvenientes.

"Si bien la fuga de solución lixiviante obedeció a una falla técnica (rotura de una válvula de venteo), que no tenía que ver con la anomalía del exceso de agua en el sistema de lixiviación, la condición determinante para que dicha fuga llegara al Valle de Potrerillos (compuerta abierta) sí se encontraba directamente relacionada con dicho problema", subrayó el juez Oritja.

La pregunta que queda flotando es por qué había un exceso de agua. En el fallo hablan de un exceso de nieve, que efectivamente cayó en grandes cantidades en agosto y que se sumaría a un sistema deficiente. Pero en la asamblea de vecinos temen que la causa sea otra. "La cota sube o baja según el nivel de explotación. Al día de la sentencia, Veladero llevaba 68 días cerca del desborde así. ¿Por qué? Porque estaban sobreexplotando el yacimiento, para acortar el plazo de explotación, agotarlo lo antes posible y reducir los costos", explicó a Infobae el abogado Diego Seguí, que intervino en varias causas vinculadas a la megaminería.

Si esa hipótesis se confirma, habría un giro en la causa que investiga las responsabilidades penales del derrame y que está a cargo del mismo juez. "Si hubo sobreexplotación y una decisión de llevar la cota al máximo, el delito ya no sería culposo, sino dolo eventual o dolo directo. Hay alguien que decidió llevar la cota arriba y abrir la compuerta", evaluó. Y puso un ejemplo: "El colectivo no se estrelló porque se rompió un neumático, sino porque pisaron el acelerador e iban a 150 kilómetros por hora".

Frente a esta situación, el juez intimó a la Minera Argentina Gold SA a que "en el plazo de 10 días contados a partir del dictado de la presente resolución restituya las condiciones operativas en los términos de la Declaración de Impacto Ambiental" y aclaró que "de no resultarle posible, deberá dejar de incorporar cianuro en el proceso de lixiviación hasta tanto desaparezcan las anomalías".

Ayer hubo un temporal histórico en la zona. En algunas zonas de la ciudad de Jáchal cayeron hasta 50 centímetros de granizo. Todavía no hay novedades sobre cómo repercutió el clima en Veladero, pero los especialistas advierten que en este contexto sería imposible bajar la cota del valle de lixiviación.

Por lo pronto, el juez ordenó que la desfinanciada policía minera realice inspecciones semanales a la mina junto a dos miembros de las comunidades de la zona hasta que desaparezcan las anomalías y les pidió que filmen su trabajo, en un claro gesto de desconfianza hacia el ente que debería controlar la minería, pero que los vecinos denuncian que ha estado más atento a los intereses de Barrick Gold que al cuidado del medioambiente.

resolución Oritja mineria veladero


Ver más:

,

Comentá