Buscar en Infobae

Política viernes 07 de marzo 2014

EEUU, Canadá y Panamá disconformes con la declaración de la OEA, solidaria con Venezuela

El Consejo Permanente la aprobó con 29 votos a favor y tres en contra. La estadounidense Carmen Lomellin afirmó que "tendría que ir más allá y presentar un compromiso de la organización a principios democráticos"

viernes 07 de marzo 201423:30
Crédito:

El Consejo Permanente de la OEA aprobó este viernes una declaración sobre Venezuela con 29 votos a favor y tres en contra, informó el embajador venezolano Roy Chaderton.

Los tres sufragios en contra fueron de Estados Unidos, Canadá y Panamá, en una medida que Chaderton describió como una "declaración de solidaridad y diálogo" y un "triunfo para América Latina".

La embajadora estadounidense Carmen Lomellin explicó a periodistas que decidió votar en contra porque el texto "tendría que ir más allá y presentar un compromiso de la organización a principios democráticos. Tiene partes buenas, pero no lo suficiente".

Lomellin indicó que el documento pide solidaridad con el pueblo venezolano, expresa pésame a las víctimas, pide rechazar todas las formas de violencia y solicita al Consejo Permanente que se mantenga al tanto del diálogo, pero no especifica cómo se hará.

Carmen Lomellin: "Tiene partes buenas, pero no lo suficiente"

Pese a que los votos en contra fueron sólo tres, la diplomática calificó la celebración del debate como un triunfo porque "se llevó a cabo pese a que muchos no querían. Fue a puertas cerradas pero se discutió; eso es un gran avance".

El organismo hemisférico hizo la aprobación tras una tortuosa sesión que comenzó el jueves por la tarde y se prolongó durante al menos 15 horas de tediosas negociaciones.

Panamá había solicitado la sesión extraordinaria para debatir si ameritaba convocar a los cancilleres del continente para analizar la situación en Venezuela, pero una cantidad sustancial de naciones lo consideraron prematuro y prefirieron emitir una declaración política.

La resolución

La declaración conjunta aprobada por mayoría reconoce y "respalda" el diálogo iniciado por Venezuela y pide su continuación, llama al respeto de los derechos humanos y expresa su respeto a la no intervención en los asuntos internos del país.

      venezuela-represion-guardia-nacional-bolivariana-estudiantes-altamira-caracas-1170-06.jpg

En el texto se expresa el "reconocimiento, pleno respaldo y aliento a las iniciativas y los esfuerzos del Gobierno democráticamente electo de Venezuela y de todos los sectores políticos, económicos y sociales para que continúen avanzando en el proceso de diálogo nacional, hacia la reconciliación".

Además, muestra su "más enérgico rechazo a toda forma de violencia e intolerancia, y hace un llamado a todos los sectores a la paz, a la tranquilidad y al respeto a los derechos humanos y libertades fundamentales, incluyendo los derechos a la libertad de expresión y reunión pacífica, circulación, salud y educación".

Sesiones maratónicas

Tras un debate de 15 horas, las delegaciones de los 34 países votaron la propuesta boliviana para llamar a un diálogo y al respeto de los derechos humanos.

El mayor escollo en las negociaciones se mantenía alrededor del vocabulario sobre los llamados al diálogo en Venezuela, donde las manifestaciones han dejado 20 muertes, casi 300 heridos y decenas de denuncias de violación de derechos humanos.

Venezuela y otros países del ALBA insisten en que el gobierno chavista ya inició el diálogo con las llamadas "conferencias de paz", mientras otros países, como Panamá, quisieron incluir otras opciones en el documento.

La declaración pide "respetar la libertad de expresión y de reunión"

"No creemos que sólo debe hacerse referencia a un diálogo si puede haber otro que sea más amplio, que tenga garantías, mediación local o internacional", dijo Arturo Vallarino. Panamá, que convocó la reunión, había anticipado que aprobaría la resolución si se aceptaba la mayoría de los cambios o, de lo contrario, expresaría sus reservas en unas notas al pie de página, lo que finalmente ocurrió, en conjunto con Canadá y Estados Unidos.

Según el representante de Colombia, Andrés González, las discusiones este viernes se orientaron a "respetar la diversidad pero lograr una unidad".

Las diferencias fueron claras en la jornada del jueves, cuando las delegaciones no pudieron llegar a un acuerdo sobre la propuesta boliviana. Pero, según Vallarino, la versión revisada de este viernes, era "mucho más flexibilizada", por lo que halló más apoyos en los países más críticos.

Durante el maratónico debate, quedó por fuera la solicitud original de Panamá de convocar una consulta de cancilleres para tratar la crisis en Venezuela y otra de Perú para incluir un mecanismo para monitorear la situación e informar al Consejo.

"Victoria de la dignidad", para Jaua

El canciller Elías Jaua tildó este viernes por la noche como una "victoria de la dignidad" de Venezuela, América Latina y El Caribe la decisión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) la aprobación este viernes de una declaración conjunta de solidaridad con la situación que vive Venezuela y pide que continúe el diálogo tras lamentar las muertes ocurridas en las protestas.

"En nombre del presidente Nicolás Maduro queremos agradecer a todos los países de América Latina que han acompañado, con la sola excepción del gobierno abyecto de Panamá, la paz y el diálogo y la institucionalidad en Venezuela", expresó Jaua a la televisora estatal.

      maduro-jaua-1170.jpg

El canciller agregó que "queremos agradecer a los dignos países del Caribe, especialmente del Caribe Oriental, que hoy (por el viernes) también han expresado su voz a favor de una hermana República Bolivariana de Venezuela, que lo único que quiere es construir una transformación social, una sociedad donde quepamos todos, con igualdad de condiciones, de justicia, con soberanía e independencia".

"Hoy América Latina y Caribeña defiende los sagrados valores de la democracia la independencia y la soberanía de los países", acotó.

Jaua aseveró que "no le sorprende la falta de apoyo" de Estados Unidos y Canadá y comentó que "lo da pena ajena es la actitud de Panamá". "Nos duele el pueblo panameño que no merece tener un gobierno indigno como el que tiene", concluyó

Agencias

Comentarios