Messi, el perro de “Anatomía de una caída” que conquistó Hollywood y va rumbo a los Oscar 2024

La directora nominada al Oscar, Justine Triet, destacó la importancia del can en la película. No es un simple accesorio, sino un personaje que aporta profundidad a la trama

Compartir
Compartir articulo
Una escritora alemana vive junto a su familia en los Alpes franceses. Pero cuando hallan el cadáver de su marido en su chalet, ella se convertirá en la principal sospechosa. ¿Suicidio o asesinato?

Anatomía de una caída es una de las diez películas que están nominadas al Oscar 2024. La ganadora se conocerá el próximo 10 de marzo cuando se lleve a cabo la entrega. Este film en particular llega desde Francia y relata la muerte de Samuel (Samuel Theis), un hombre que cae (¿o lo tiraron?) desde el balcón de su cabaña. La lupa se pone en Sandra (Sandra Hüller), su esposa que estaba en ese momento con él a solas en su casa. El matrimonio tiene un hijo de unos 11 años, Daniel (Milo Machado Graner), que tiene la visión disminuida y cuenta con la compañía de un fiel perro llamado Snoop (su nombre real es Messi). Y este último será clave en cada escena.

Así es como Messi, un border collie de 7 años que es dedicado y talentoso, se consolida como una verdadera estrella en la industria cinematográfica gracias a su destacada actuación en el largometraje francés. La obra de la renombrada Justine Triet ofreció al can no solo una plataforma para demostrar su excepcional capacidad actoral, sino también la oportunidad de ser capacitado intensivamente durante dos meses por Laura Martín Contini, su dedicada entrenadora. Este meticuloso proceso de preparación ha llevado a que Messi no solo sea reconocido por celebridades de la talla de Ryan Gosling y Billie Eilish, sino también por casi todos los asistentes al almuerzo de nominados al Oscar, culminando así un tiempo de arduo trabajo y dedicación.

Messi no sólo actúa, guía visualmente al público a través de la narrativa policial. (Créditos: Les Films Pelléas)
Messi no sólo actúa, guía visualmente al público a través de la narrativa policial. (Créditos: Les Films Pelléas)

Messi, la estrella de “Anatomía de una caída”

La actuación del perro en el film no fue tarea fácil, ya que demandó una preparación que incluyó aprender a interpretar escenas emocionalmente complejas, como aquella en la que su personaje, Snoop, es envenenado. “Incluso las cosas más simples requieren mucho trabajo”, comentó Martín Contini. La habilidad de Messi para conectarse con el público y transmitir profundas emociones sin palabras ha sido clave para su éxito en la pantalla grande.

Un ejemplo emotivo de esta capacidad se destacó al final de Anatomy of a Fall, cuando bajo las instrucciones de Martín Contini, el animal logra una escena conmovedora al acostarse junto a Sandra y cerrar sus ojos, simbolizando un desenlace natural lleno de cansancio y conexión.

Messi no sólo actúa, guía visualmente al público a través de la narrativa policial. (Créditos: Diamond Films)
Messi no sólo actúa, guía visualmente al público a través de la narrativa policial. (Créditos: Diamond Films)

“Lo que necesitábamos trabajar en todo momento era en cómo poder cargarlo y hacer que permaneciera como si estuviera inerte. Eso fue algo que agregué con el tiempo, trabajando todos los días. Comenzó en la cama y la práctica se trataba acerca de cuántas distracciones podía soportar el perro mientras permanecía inerte. La mayor parte de la preparación fue muy intensa durante los dos meses previos al rodaje”, comentó en una rueda de prensa su entrenadora.

Triet tenía una visión particular para el papel de Messi en la película; no quería que Snoop fuera visto meramente como un accesorio. “Es un personaje real”, aseveró la cineasta nominada al Oscar, reconociendo la complejidad y la riqueza del rol. Esta decisión no solo añadió una dinámica interesante a la narrativa, sino que también permitió explorar dimensiones más profundas del vínculo emocional existente entre los papeles humanos y el canino.

Messi se sube al lecho de Sandra, marcando un inolvidable momento de conexión. (Créditos: Diamond Films)
Messi se sube al lecho de Sandra, marcando un inolvidable momento de conexión. (Créditos: Diamond Films)

La entrenadora Martín Contini ha destacado la importancia del binomio entre el entrenador y el animal en el set, un aspecto crítico para el bienestar y el desempeño del perro durante el rodaje. “Y cada vez que hay un animal en el set, también hay un entrenador. Están allí velando por el mejor interés y el bienestar del perro en acción”, expresó, subrayando la esencialidad de este colaboración para lograr una actuación verdaderamente impactante.

La mirada única un perro incomprendido

No solo el público y las celebridades han quedado impresionados por la actuación de Messi, sino que también ha sido un proceso revelador para Contini y la propia Triet, quienes han llegado a apreciar aún más la capacidad de los actores no humanos de entregar performances auténticas y emotivas. La mascota, que antes era considerada un “artista incomprendido” debido a su mirada única, demostró que con la oportunidad adecuada y una preparación detallada, incluso los intérpretes más inusuales pueden brillar en el cine.

Messi, el perro estrella que cautivó a celebridades como Ryan Gosling y Billie Eilish. (Créditos: Les Films Pelléas)
Messi, el perro estrella que cautivó a celebridades como Ryan Gosling y Billie Eilish. (Créditos: Les Films Pelléas)

El viaje de Messi desde las pruebas de casting hasta convertirse en una sensación en Hollywood y el almuerzo de nominados al Oscar 2024 es una historia inspiradora de reconocimiento y logro. El entrenamiento meticuloso y la dedicación, junto con la visión comprensiva y el enfoque novedoso de Justine Triet, permitieron que esta historia única de un canino actor resuene entre la audiencia y los profesionales de la industria por igual. Puedes ver Anatomía de una caída en cines.