Un exterminio silenciado en Brasil: el genocidio de 60 mil personas investigado por este documental

La película, ya disponible en Netflix, revela el terror sufrido por miles de personas en el hospital psiquiátrico de Barbacena, una masacre olvidada hasta ahora

Compartir
Compartir articulo
El documental "Holocausto Brasileiro" llega a la plataforma de la "N" roja, arrojando luz sobre atrocidades silenciadas. (Créditos: Netflix)
El documental "Holocausto Brasileiro" llega a la plataforma de la "N" roja, arrojando luz sobre atrocidades silenciadas. (Créditos: Netflix)

Netflix acaba de sumar a su catálogo una historia desgarradora que no tuvo tanta trascendencia y ahora con este título espera darle un poco más de notoriedad. La historia del Hospital Colônia de Barbacena, ubicado en Minas Gerais, Brasil, revela uno de los capítulos más oscuros en el trato de la salud mental y los derechos humanos en el país sudamericano.

A través del lente de la aclamada periodista brasileña Daniela Arbex, este relato se ha convertido en el centro de un conmovedor documental titulado Holocausto brasileño (Holocausto Brasileiro), el cual ha sido incorporado a la plataforma el pasado 25 de febrero. La producción visual, dirigida por Arbex junto a Armando Mendz y realizada en 2016 por HBO y Vagalume Filmes, profundiza en los horrores sufridos por más de 60 mil personas que perdieron la vida en condiciones inhumanas dentro de esta institución.

Más de 60 mil personas fueron asesinadas en el Hospital Colônia de Barbacena. (Créditos: Netflix)
Más de 60 mil personas fueron asesinadas en el Hospital Colônia de Barbacena. (Créditos: Netflix)

Un hospital convertido en campo de exterminio

Fundado en 1903, el Hospital Colônia empezó como el primer establecimiento psiquiátrico público en el estado de Minas Gerais, pero con el tiempo degeneró en lo que Arbex y Mendz describen como “un verdadero campo de exterminio”. La película, que se basa en el libro homónimo de Arbex publicado en 2013 por Geração Editorial, detalla cómo el hospital funcionaba más como un depósito de individuos indeseables para la sociedad de aquel entonces, incluyendo a pobres, homosexuales, prostitutas, alcohólicos, epilépticos, mujeres embarazadas fuera del matrimonio y niños rechazados por sus familias por no ser “perfectos”.

“Entre todas las violencias posibles, la omisión es quizás la forma más inquietante, porque es silenciosa y permite que el daño dure años”, refleja Arbex en el documental. Este poderoso mensaje pone de relieve la complicidad social y gubernamental que permitió que tales atrocidades continuaran sin ser cuestionadas. Las víctimas, a menudo sin diagnóstico de enfermedad mental alguna, fueron sometidas a condiciones de vida deplorables, tortura, y en muchos casos, la muerte. Sus restos, en un macabro giro de la explotación, eran vendidos a escuelas de medicina.

Víctimas eran enviadas al "tren loco" hacia el Hospital Colônia sin diagnóstico de enfermedad mental. (Créditos: Netflix)
Víctimas eran enviadas al "tren loco" hacia el Hospital Colônia sin diagnóstico de enfermedad mental. (Créditos: Netflix)

A lo largo de los años, hasta los años 80, llegaron al hospital en lo que popularmente se conocía como el “Tren Loco”, miles de personas etiquetadas por la sociedad de formas inhumanas. “Amontonados en un tren llegaron Marías, Josés, Silvios, Antônios, Elzas”, ilustra Arbex sobre el sombrío viaje sin retorno de sus internos.

Sin embargo, la película también destaca esfuerzos modernos para transformar el legado del Hospital Colônia, señalando iniciativas como la del proyecto “Casa Lar” de 2016, destinado a ofrecer una vida más digna y cercana al entorno familiar a los residentes actuales, mostrando un cambio hacia prácticas más humanizadas y deshospitalizadoras.

Residentes del hospital fueron sometidos a condiciones inhumanas, incluyendo electroshock, frío y hambre. (Créditos: Netflix)
Residentes del hospital fueron sometidos a condiciones inhumanas, incluyendo electroshock, frío y hambre. (Créditos: Netflix)

La trayectoria de su investigadora

Daniela Arbex es un nombre prominente en el periodismo de investigación brasileño, habiendo vendido más de 300 mil copias de su libro sobre el Hospital Colônia. Además, Arbex ha escrito otros importantes trabajos que profundizan en tragedias nacionales, como Todo Dia a Same Noite sobre el incendio de la discoteca Kiss, que resultó en la muerte de 242 personas; y Cova 312, que revela cómo las fuerzas armadas torturaron y asesinaron al joven activista político Milton Soares de Castro.

El caso del Hospital Colônia de Barbacena se erige como un símbolo de la lucha contra el sistema asilar en Brasil y refleja una reflexión más amplia sobre el trato que la sociedad brinda a sus miembros más vulnerables. Con la inclusión de Holocausto brasileño en Netflix, se espera que este oscuro capítulo de la historia del país más grande de Sudamérica alcance a una audiencia global, promoviendo la conciencia y el cambio en el tratamiento de la salud mental y los derechos humanos.