La primera serie filipina que llega a Netflix combina el amor y el arte culinario

“El reemplazo del chef Chico” entrelaza un triángulo amoroso ofreciendo una ventana a la cultura y las tradiciones de Filipinas a través de su exquisita cocina

Compartir
Compartir articulo
Cuando el chef de un refinado restaurante filipino queda en coma, su devota segunda chef tiene que salvar la cocina y el futuro del lugar. (Netflix)

En un hito para la industria televisiva filipina, Netflix sumó a su catálogo El reemplazo del chef Chico (Replacing Chef Chico), una serie que no solo es su primera producción original de ese país, sino que también se adentra profundamente en el corazón de la cultura culinaria de esa nación. El drama, que combina el sabor local con historias universales, funciona como una especie de ventana a un mundo raramente explorado en la industria internacional.

Protagonizado por el aclamado trío de actores filipinos, Sam Milby como Chef Chico, Alessandra de Rossi como Chef Ella, y Piolo Pascual como el consultor Raymond, este título es una historia de amor, ambición y pasión por la comida. Ambientada en el vibrante escenario de Manila, la ficción sigue a estos personajes mientras navegan por desafíos personales y profesionales en el mundo de la alta cocina.

Una mezcla de drama y delicias culinarias en "El reemplazo del Chef Chico". (Créditos: Netflix)
Una mezcla de drama y delicias culinarias en "El reemplazo del Chef Chico". (Créditos: Netflix)

Las palabras de sus protagonistas

El director Dan Villegas y la showrunner Antoinette Jadaone han tejido una narrativa que va más allá del típico drama culinario. “Queríamos mostrar la cocina filipina en todo su esplendor, pero también contar una historia con la que todos puedan identificarse”, explicaba Villegas en una entrevista con el medio local PhilStar Global. Por su parte, Jadaone agregó: “Es una serie sobre relaciones humanas, sueños y cómo la comida puede unir a las personas”.

Para lograr autenticidad, el equipo de producción realizó un extenso trabajo de investigación, incluyendo entrevistas con chefs reales y sesiones de inmersión en cocinas filipinas. “Cada episodio refleja una parte de nuestra cultura a través de platos emblemáticos como Laing, Adobo y Kare-Kare”, dice Jadaone. Esta atención al detalle se refleja en cada escena, proporcionando una experiencia sensorial que va más allá de la pantalla.

Los platos filipinos toman el centro del escenario en la nueva serie. (Créditos: Netflix)
Los platos filipinos toman el centro del escenario en la nueva serie. (Créditos: Netflix)

El elenco comparte esta pasión por la comida. “Para mí, la serie es una celebración de nuestra cultura”, dijo Pascual en la misma entrevista. Milby también coincidió: “Interpretar a un chef me ha dado una nueva apreciación por la cocina y la habilidad que requiere”. De Rossi, conocida por su versatilidad, destaca la importancia de su personaje, Chef Ella, en la representación de las mujeres en la cocina profesional.

Con ocho episodios disponibles en streaming, El reemplazo del chef Chico no es solo una serie para los amantes de la comida, sino también para aquellos interesados en historias ricas en cultura y emociones. Como señala Villegas, “no es solo una serie, es una experiencia que esperamos que resuene con audiencias en todo el mundo”. Una historia donde la comida es mucho más que sustento: es un arte, una tradición y un puente entre culturas.

Amor y cocina: "El reemplazo del Chef Chico" revoluciona la producción Filipina en el gigante de la "N". (Créditos: Netflix)
Amor y cocina: "El reemplazo del Chef Chico" revoluciona la producción Filipina en el gigante de la "N". (Créditos: Netflix)

Por ahora no se confirmó una segunda temporada pero los fans ya están llenando de mensajes en las redes sociales solicitando más capítulos.