Declaratoria de emergencia en Nuevo León por daños de la Tormenta Alberto: qué implica y a quiénes afectará

Las lluvias intensas de la semana pasada provocaron inundaciones, cortes de carreteras y aislamiento de comunidades, afectando gravemente la infraestructura urbana

Guardar

Nuevo

infobae

El gobernador de Nuevo León, Samuel García, emitió este martes 25 de junio la declaratoria de emergencia tras el paso de la Tormenta Tropical Alberto, la cual dejó seis personas muertas y daños materiales por 1 mil 500 millones de pesos en los 51 municipios de la entidad.

Los municipios más afectados incluyen Abasolo, Agualeguas, Allende, Apodaca, además las poblaciones de Iturbide, Zaragoza y Aramberri quedaron totalmente incomunicadas debido al colapso de las vías de comunicación.

“Con motivo de los impactos provocados por la tormenta tropical Alberto en distintos municipios de Nuevo León, hoy hemos hecho oficial la declaratoria de emergencia”, señaló el gobernador de Nuevo León a través de sus redes sociales.

El mandatario estatal expuso que los trabajos continúan las 24 horas para reparar los daños en coordinación con los municipios y con la Federación para conseguir los recursos económicos necesarios que permitan llevar a cabo las reparaciones.

De acuerdo con el balance del gobierno estatal, este ciclón, el primero de la temporada del Atlántico, dejó un saldo de seis fallecidos y daños estimados en 1 mil 500 millones de pesos (82,7 millones de dólares).

La emergencia cubre los 51 municipios del estado. Las lluvias intensas de la semana pasada provocaron inundaciones, cortes de carreteras y aislamiento de comunidades, afectando gravemente la infraestructura urbana. Entre las víctimas fatales, se contabilizan tres menores de edad.

Piden declaratoria de estado de emergencia; internautas comparten fotos del aspecto de ríos y presas . Crédito: X @nelvaldez

La Secretaría General de Gobierno publicó la declaratoria en el Periódico Oficial del estado para facilitar la liberación de fondos destinados a la reconstrucción.

“Con base en los resultados de los análisis y dictámenes realizados por el Comité de Gestión de Procesos, realizados en su sesión de fecha el 24 de junio del 2024, se emite la declaratoria de emergencia para los 51 municipios del estado de Nuevo León con motivo del impacto natural hidrometeorológico tipo tormenta tropical denominado Alberto”.

El gobierno estatal señaló que se mantiene la distribución de despensas y víveres en las zonas más afectadas por las intensas lluvias de la semana pasada. De acuerdo con datos oficiales, en distintos puntos de Nuevo León los niveles de precipitación superaron los 300 milímetros.

Protección Civil acudió al llamado de emergencia de gente que quedó varada en su casa Crédito: X/@cesarmty

Las lluvias causaron estragos en sectores como vivienda, educación, salud, sistemas hidráulicos, y especialmente en áreas urbanas y carreteras.

Municipios como Aramberri, Zaragoza e Iturbide quedaron incomunicados debido a los daños en las vías terrestres.

El secretario general de Gobierno, Javier Navarro, declaró que la información sobre los daños se entregará a la Secretaría de Gobernación y a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para solicitar recursos federales extraordinarios.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) decició llevar a cabo desde este martes un desfogue controlado en la presa El Cuchillo debido a que en sólo cinco días tuvo un incremento del 52% y aunque se encuentra al 85%, se prevé que el nivel siga en aumento con las lluvias de los próximos días.

De acuerdo con el reporte de Conagua, en Nuevo Léon la Presa La Boca se encuentra al 97.47 %, con un almacenamiento de 34.116 millones de metros cúbicos (Mm³); Presa Cerro Prieto al 58.46 % con un almacenamiento de 175.385 Mm³; Presa El Cuchillo al 84.38 % con un almacenamiento 947.684 Mm³.

Alberto es el primer ciclón de la temporada, misma que inició con alertas de hasta 41 ciclones en el Atlántico y el Pacífico, según pronósticos emitidos en mayo. Las estimaciones indican que al menos cinco de estos fenómenos podrán impactar México.

La temporada ciclónica comenzó el 15 de mayo en el Pacífico y el 1 de junio en el Atlántico, con predicciones de un incremento del 10% y 50% respectivamente en el número de tormentas comparado con el promedio anual.

Guardar

Nuevo