‘El Señor Iván’, el narcocorrido que habla del cambio de poderes en el Cártel de Sinaloa

Guzmán Salazar es señalado como el nuevo líder de la organización del Pacífico por órdenes de ‘El Chapo’

Guardar

Nuevo

'El Señor Iván', el narcocorrido que habla del cambio de estafeta en el Cártel de Sinaloa (Infobae)
'El Señor Iván', el narcocorrido que habla del cambio de estafeta en el Cártel de Sinaloa (Infobae)

De acuerdo con información divulgada por la Administración de Control de Drogas (DEA), Iván Archivaldo Guzmán, conocido también como ‘El Chapito’, es identificado como uno de los líderes del Cártel de Sinaloa. Bajo su mando, en colaboración con Ismael Zambada García y acompañado por sus hermanos Jesús Alfredo Guzmán Salazar y Joaquín Guzmán López, esta organización continúa siendo una de las más poderosas en el tráfico de narcóticos.

Este liderazgo compartido en el Cártel de Sinaloa apunta a una estructura familiar y de alianzas que ha permitido a este grupo mantenerse en el apogeo del narcotráfico internacional, aunado que su puesto fue heredado por su padre, quien a principios de 2016 fue detenido y un año después fue extraditado a Estados Unidos.

Enigma Norteño se inspiró del cambio de poderes en la organización del Pacífico, para crear la canción ‘El Señor Iván’, en la que hablan del perfil del nuevo líder del Cártel de Sinaloa, quien a pesar de que estuvo en prisión hace 15 años, aún sigue vigente y más fuerte que nunca.

Jesús Alfredo Guzmán - Iván Archivaldo - Ovidio Guzmán
Jesús Alfredo Guzmán - Iván Archivaldo - Ovidio Guzmán

“Del penal del Altiplano compa peli y pluma en mano, escribió la carta el Chapo con un destino final, sabemos el remitente, tenemos un nuevo jefe y no se agüite mi gente ya le dieron el lugar, pues la silla del Chapito la tiene el señor Iván”, comienza la melodía de Enigma Norteño.

En este fragmento de la melodía hablan sobre las similitudes entre Joaquín e Iván, quien cuenta con el apoyo de su hermano Jesús Alfredo, así como Joaquín Guzmán López, quienes forman parte de la facción de ‘Los Chapitos’.

“Soy el reflejo del viejo cuando me miro al espejo, ya tengo las instrucciones para cuidar Culiacán, tengo el sartén por el mango porque me dieron el mando, ahí traigo a los chimales, talibanes ahí por ahí, y también tengo el apoyo de Alfredito mi carnal”, sigue la canción.

El apodo que adquirió Puente Grande tras la fuga de Joaquín 'El Chapo' Guzmán (Infobae)
El apodo que adquirió Puente Grande tras la fuga de Joaquín 'El Chapo' Guzmán (Infobae)

En el penúltimo párrafo de la melodía, el autor argumenta que Guzmán Loera ya repartió los puestos entre sus hijos, donde quedó como el líder de la segunda facción, pues la primera pertenece a la familia Zambada.

“El cartel sigue vigente, Archivaldo quedó al frente, el pastel fue repartido, así lo pidió Guzmán, Los licenciados con fuero forman el equipo entero, y para aclaraciones con el pa’ lo hay que arreglar, y un trébol de buena suerte siempre me ha de acompañar”, sigue la melodía.

Al final de la canción, Iván Archivaldo se autoproclama como “el heredero del señor Joaquín Guzmán”, pues siempre se ha mencionado que él quedó como el líder, a pesar de que al principio se decía que Alfredo Guzmán Salazar, era el encargado del negocio.

Y pónganse abusados que ahora vengo reforzado, no quieran jugar con fuego, los puede quemar el vago, y la chamba que no pare y el motor de aquel McLaren, ruge fuerte y no hay ninguna pieza que se le compare, un abrazo para el Jimmy y para todos mis carnales, se despide el heredero del señor Joaquín Guzmán”, finalizó el narcocorrido.

Iván Archivaldo Guzmán, "El Chapito" fue detenido en febrero de 2005 y puesto en libertad en 2008. (Cuartoscuro)
Iván Archivaldo Guzmán, "El Chapito" fue detenido en febrero de 2005 y puesto en libertad en 2008. (Cuartoscuro)

Iván Archivaldo y su arresto

El 13 de febrero de 2005, Archivaldo Iván fue arrestado durante una operación policial en Zapopan, Jalisco. Posteriormente, fue internado en el Centro Federal de Readaptación Social Número 1, conocido como La Palma, bajo la acusación de lavado de dinero. No obstante, en 2008, fue absuelto y liberado debido a la falta de pruebas que sustentaran los cargos en su contra.

En el momento de su detención, la Procuraduría General de la República (PGR) afirmó que existían elementos suficientes que apuntaban a la participación de Archivaldo Iván en actividades de lavado de activos, específicamente en lo que respecta a adquirir, depositar e invertir dinero de manera directa o a través de terceros. Sin embargo, el juez encargado del caso determinó que las evidencias presentadas no eran concluyentes.