Este es el efecto del agua de coco en los riñones

Más allá de ser refrescante, este líquido puede prevenir problemas renales y actuar como diurético, aunque es sólo una opción para rehidratación

Compartir
Compartir articulo
El agua de coco beneficia el buen funcionamiento de los riñones, pero se necesitan más estudios para considerarlo como un remedio alternativo. (Imagen Ilustrativa Infobae).
El agua de coco beneficia el buen funcionamiento de los riñones, pero se necesitan más estudios para considerarlo como un remedio alternativo. (Imagen Ilustrativa Infobae).

El agua de coco se ha convertido en una alternativa popular entre las bebidas consideradas beneficiosas para la salud, particularmente para órganos como los riñones y el hígado. Este líquido, naturalmente dulce y refrescante, es obtenido del fruto verde del coco (Cocos nucifera), y es conocido por sus propiedades hidratantes y su bajo contenido calórico. Recientes estudios han explorado sus potenciales beneficios, incluyendo la prevención de problemas renales y sus efectos diuréticos.

Además de ser una fuente de hidratación natural con electrolitos esenciales para el equilibrio de líquidos en el cuerpo, el agua de coco contiene minerales, citoquinas y proteínas que podrían contribuir a la salud renal y hepática. Sin embargo, es necesaria una mayor investigación para confirmar algunos de los beneficios atribuidos a esta bebida tropical.

El agua de coco tiene efectos diurético y pude disolver piedras en la vejiga

El agua de coco podría tener propiedades diuréticas superiores a las de ciertos medicamentos sintéticos como la furosemida, usualmente utilizada para tratar la hipertensión y que comúnmente produce efectos secundarios. Esta investigación sugiere que este líquido, debido a su contenido en nutrientes y compuestos fitoquímicos, aumenta significativamente el volumen de orina, lo cual podría señalar a esta bebida tropical como una alternativa natural y efectiva para el tratamiento de afecciones que requieren de diuréticos, de acuerdo con un estudio publicado en la revista Frontiers in Nutrition.

El agua de coco tiene potencial para combatir la retención de líquidos, según algunos estudios. (Imagen Ilustrativa Infobae).
El agua de coco tiene potencial para combatir la retención de líquidos, según algunos estudios. (Imagen Ilustrativa Infobae).

El estudio se ha centrado en analizar los efectos del agua de coco en cuanto a la excreción de orina y la modulación de ciertos electrolitos clave en el cuerpo, como el sodio y el potasio. Los resultados han mostrado que, bajo condiciones de tratamiento agudo y prolongado, el líquido incrementa de forma notable la cantidad de orina excretada, incluso más que la furosemida en algunos casos. También, se ha observado que esta bebida puede incrementar la relación sodio/potasio, lo cual sugiere una eficiente actividad natriurética comparable a los diuréticos sintéticos tradicionales.

Además, el análisis ha revelado que el agua de coco podría actuar suprimiendo ciertos mecanismos hormonales implicados en la retención de líquidos, como el sistema renina-angiotensina, y aumentando los niveles de hormonas que favorecen la excreción de sodio. Esto se acompañó de una disminución en las expresiones de aquaporinas, proteínas esenciales para el transporte de agua en el cuerpo, lo cual subraya la capacidad del agua de coco para influir en la reabsorción de líquidos en los riñones.

Otro estudio que apoya estas conclusiones reveló que la urolitiasis, enfermedad caracterizada por la formación de piedras minerales en la vejiga, podría tratarse con componentes derivados del agua de coco (CW). Esta condición, influenciada por diversos factores incluyendo infecciones bacterianas y estrés oxidativo, ha llevado a los investigadores a buscar alternativas terapéuticas eficientes en la prevención y disolución de estas masas, según las conclusiones de la investigación publicada en la revista Biocatalysis and Agricultural Biotechnology.

El agua de coco ha mostrado la capacidad de disolver piedras cristalinas en la vejiga. (iStock).
El agua de coco ha mostrado la capacidad de disolver piedras cristalinas en la vejiga. (iStock).

El agua de coco ha sido objeto de estudio debido a sus minerales, vitaminas C, compuestos fenólicos y otras sustancias bioactivas con propiedades antioxidantes, diuréticas y antimicrobianas. El interés radica en su potencial para inhibir la formación de piedras minerales que se cristalizan en la vejiga, desintegrar las ya existentes y combatir patógenos urinarios. Sin embargo, el estudio señaló que, en su estado natural, el líquido muestra una eficacia limitada en estas áreas.

Por otro lado, se descubrió que el agua de coco fermentado tiene una mayor capacidad para disolver cristales de estruvita y tiene un efecto antimicrobiano y antioxidante más significativo. La fermentación natural del agua de coco resulta en cambios en su composición y potencial terapéutico, a pesar de no controlarse las condiciones de este proceso.