Imparable violencia en Taxco, Guerrero, ahora secuestran a 6 trabajadores del Ayuntamiento

Enfrentamientos entre La Familia Michoacana y “Los Tlacos” tienen bajo fuego a varios municipios de Guerrero, incluido el pueblo mágico de Taxco

Compartir
Compartir articulo
(istock)
(istock)

A unos días del asesinato de un matrimonio en la ciudad de Taxco, Guerrero, esta tarde se reportó el secuestro de una funcionaria y cinco trabajadores del Ayuntamiento.

De manera extraoficial se indicó que civiles armados ingresaron al centro de transferencia de residuos sólidos y privaron de su libertad a las seis personas, entre ellas la directoral del Relleno Sanitario de la región.

Conviene recordar que durante la última semana los pobladores de Taxco de Alarcón afirmaron escuchar varias balaceras a altas horas de la noche, algo que atribuyen a los integrantes de La Familia Michoacana por ser el grupo criminal que mantiene el control de la zona con el cobro de piso y extorsiones a comerciantes y artesanos.

Estimaciones hechas por el periodista Héctor de Mauleón refieren que el “cobro de piso” deja a La Familia Michoacana ganancias superiores a los 60 millones de pesos al año, toda vez que lograron imponer cuotas a múltiples productos como huevo, carne, pan, pollo, cervezas, agua y verduras, entre muchos otros.

Sin embargo, La Familia Michoacana y su alianza con “La Bandera” enfrenta una guerra con “Los Tlacos” por el control del territorio de Iguala y Taxco, lo que podría develar el porqué del incremento del 100 por ciento en los homicidios registrados durante el primer semestre de 2023 en comparación con el año previo.

Uno de los periodistas habría sido secuestrado por un trabajo periodístico
Credito: Crédito: Facebook Tonatiuh López Ramírez
Uno de los periodistas habría sido secuestrado por un trabajo periodístico Credito: Crédito: Facebook Tonatiuh López Ramírez

Encajuelan a matrimonio en Taxco, Guerrero

El 25 de diciembre un matrimonio de profesores que viajó a Taxco fue encontrado sin vida al interior de la cajuela en un auto abandonado sobre la avenida Plateros, la principal vía de comunicación del municipio de Guerrero.

Lucero Torres y Jaime Mejía, maestros de primaria y secundaria respectivamente, habrían sido secuestrados durante la noche del 24 de diciembre; eran muy queridos entre la población de Taxco, de donde eran originarios, por lo que los habitantes exhortaron a la gobernadora Evelyn Salgado y al presidente Andrés Manuel López Obrador a esclarecer el doble crimen.

Al doble homicidio se suma el ataque a un módulo de la Policía Municipal de Taxco perpetrado el 21 de diciembre y que dejó como saldo a cinco uniformados heridos.

Otros secuestros reportados durante la segunda quincena de diciembre fueron los relacionados con los periodistas Nayssa Arce Avilés, Alberto Sánchez y Marco Antonio Toledo Jaimes, además de la esposa e hijo de éste último.

La pareja de profesores era ampliamente conocida en la comunidad. (Facebook: Actualidades de Taxco)
La pareja de profesores era ampliamente conocida en la comunidad. (Facebook: Actualidades de Taxco)

La Familia Michoacana va por más municipios

Los enfrentamientos entre La Familia Michoacana y “Los Tlacos” se extienden desde la llamada Costa Grande de Guerrero, en la frontera entre Lázaro Cárdenas, Michoacán, y los municipios de la Tierra Caliente guerrerense de Zihuatanejo, La Unión y Petatlán.

La intención de La Familia Michoacana es avanzar hasta Acapulco de Juárez e implementar la misma estrategia que hizo cuando llegó a tomar el control de Taxco: impedir que se venda algún producto a un precio que no sea el que ellos determinen.

Pobladores de Taxco indicaron que prohibieron a los Oxxos y tiendas familiares la venta de cerveza; a una taquería famosa la obligaron a comprarle carne a un único distribuidor y como no hicieron caso asesinaron a uno de sus trabajadores, lo que obligó a los dueños a cerrar el negocio.

La guerra entre “Los Tlacos” y La Familia Michoacana también ha pegado a los habitantes del municipio de Heliodoro Castillo, vecino a Chilpancingo, donde los últimos meses han estado bajo fuego desde el aire, debido a que el narco los está atacando con drones artillados por señalarlos de estar coludidos con los grupos rivales.