Buscan a familia venezolana que desapareció en el norte de México; podrían estar secuestrados

Durante su paso por Nayarit y Sinaloa el autobús en el que viajaba una familia venezolana habría sufrido un asalto a manos del crimen organizado y desde entonces no se tiene noticia de ellos

Compartir
Compartir articulo
Desaparece familia venezolana en México
Desaparece familia venezolana en México

Cerca de la media noche del pasado sábado 2 de diciembre una familia venezolana tomó un autobús de la Ciudad de México con destino a Hermosillo, Sonora, pero después de 10 horas de trayecto sus familiares y amigos dejaron de tener noticias de ellos; temen que hayan sido víctimas de algún delito, mientras tanto se suman a los más de mil 800 migrantes desaparecidos en el país.

Antonio Guerra (38 años), Angélica Romero (30 años), Ema Guerra (5 años) y José Lobatón (42 años) perdieron contacto con sus familiares en Venezuela y sus amigos en México cuando cruzaban la región entre la frontera de Nayarit y Sinaloa.

De acuerdo con información recogida por el diario El Pitazo (Caracas) horas después de perder la comunicación recibieron varios mensajes de texto desde el celular de Angélica Romero, pero sin que hasta el momento hayan podido comprobar que se trata de joven madre de familia.

En los mensajes se informaba a uno de sus amigos de la familia venezolana radicados en México que un comando interceptó el autobús y asaltaron a los migrantes. Hasta el momento no sé sabe si están secuestrados o si solo los robaron y, en ese caso, si Angélica Romero pudo ocultar su celular para que no se lo quitaran o si envió los mensajes antes del atraco.

(Foto: Comisión de Búsqueda de Personas del estado de Jalisco)
(Foto: Comisión de Búsqueda de Personas del estado de Jalisco)

Huyen de Venezuela para enfrentar la violencia de México

Datos de 2023 de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) actualizados al mes de octubre refieren que cerca de 60 mil personas huyeron de Venezuela a través de la Región del Darién y lograron llegar hasta la frontera con Estados Unidos; la cifra se eleva a 1.7 millones de personas si se contabilizan a todos los migrantes de Centro y Sudamérica, Cuba y algunas regiones de África y Asia, aunque muchas personas se quedan en el camino.

Al caso de Antonio y Angélica se suma la agresión que sufrió otra familia venezolana venezolana a manos de agentes del Instituto Nacional de Migración (INM) en Coahuila, quienes los sometieron a golpes para trasladarlos a los albergues federales.

“Cachetearon a mi hermano y se lo llevaron”, narró un niño de ocho años a Estrella TV, mientras en videos difundidos en redes se aprecia a un grupo de agentes ahorcar y tirar al suelo a algunos de los 400 migrantes que llegaron en caravana a finales de noviembre.

Otro caso que involucró a una migrante venezolana ocurrió en Guadalajara, Jalisco, Guillki Maika Torres Obelmejías de 38 años había viajado a México crecer en el ámbito profesional pero la asesinaron el pasado 3 de diciembre en la región de Chapala.

Un grupo de migrantes permanecen a un costado de la frontera con Estados Unidos vigilada por personal de la Guardia Nacional hoy, en Ciudad Juárez, Chihuahua (México). EFE/Luis Torres
Un grupo de migrantes permanecen a un costado de la frontera con Estados Unidos vigilada por personal de la Guardia Nacional hoy, en Ciudad Juárez, Chihuahua (México). EFE/Luis Torres

Crisis migratoria en México

La Comisión Nacional de Búsqueda tiene registro de mil 801 migrantes de 55 nacionalidades diferentes desaparecidos en México; una crisis -según organismos no gubernamentales- que está íntimamente ligada al crimen organizado, la violencia y el tráfico de personas.

Tan sólo en lo que va de 2023 suman 533 migrantes muertos o desaparecidos en la frontera entre México y Estados Unidos, 75 en la ruta de Cuba-EEUU, 42 en el Darién, 41 en la República Dominicana y Puerto Rico y cuatro entre Haití y República Dominicana, según información de Proyecto Migrantes Desaparecidos.

La mayoría de los accidentes donde murieron migrantes en 2023 se produjeron por ahogamientos, le siguen accidentes de tránsito, por condiciones ambientales, a consecuencia de falta de albergue, agua y comida y al ser víctimas de la delincuencia organizada.

De acuerdo con los familiares de la familia venezolana cuyo paradero es incierto, buscarían cruzar a EEUU por el Río Bravo y, como los siete millones de han salido de Venezuela, solicitar asilo y una visa humanitaria a la administración de Joe Biden.