Aprehenden a joven por enviar mensajes sexuales a sus compañeros de escuela en Querétaro

El presunto acosador había logrado infiltrarse en grupos escolares y enviaba de manera persistente el desagradable contenido

Compartir
Compartir articulo
(Foto: SSPM Querétaro) Es detenido joven que acosaba alumnos
(Foto: SSPM Querétaro) Es detenido joven que acosaba alumnos

La tarde de este jueves, elementos de la policía municipal del Estado de Querétaro, lograron capturar a José Miguel “N”, de 20 años de edad quién por medio de mensajes de WhatsApp molestaba a estudiantes una escuela oficial supuesto contenido sexual y obsceno, situación que ya llevaba tiempo de ser recurrente.

El presunto acosador había logrado infiltrarse en grupos escolares para recopilar los números de los alumnos y les enviaba de manera persistente el desagradable contenido, llegó a tal grado de molestar a grupos enteros, lo que llevó a la comunidad y sus familias a denunciar el persistente acoso.

Tras los reportes,las autoridades se dieron con la tarea de identificar al responsable quién ya se había hecho presente al alumnado, además de atender distintas llamadas al 911 por esta situación en las que se reportaba el persistente situación. Tras ser detenido las autoridades decomisaron su teléfono celular y se le trasladó al Centro de Justicia local. Actualmente está a la espera del veredicto de su situación legal.

Foto: capturas de "X"
Foto: capturas de "X"

¿Cómo se castiga el acoso en México?

El acoso esta tipificado den el Código Penal Federal, en su artículo 259 bis y se clasifica como un delito en el que ocurre un hostigamiento hacia la víctima de forma recurrente y lasciva. Se identifica a esta situación por ser persistente, dañando la estabilidad mental, la dignidad, honor y a la integridad física. Por supuesto también incluye una alteración en la vida cotidiana de quién lo sufre ya que esta insistencia no está autorizada por alguna de las partes.

Esta situación se puede dar de manera física, ya sea en la calle, transporte público, escuelas, centros de trabajo entre otros. Pero también se manifiesta virtualmente, estando presente en las diferentes redes sociales donde se tengan interacciones sociales masivas. Esto es aplicable para los dos géneros, y se prioriza la defensa del interés superior de la niñez y de la protección de grupos vulnerables que puedan padecer algún tipo de acoso.

Fotografía de archivo de un hombre detenido y esposado. EFE/Jeff Scheid
Fotografía de archivo de un hombre detenido y esposado. EFE/Jeff Scheid

Las penas por persecución o acoso van de los tres meses a dos años de prisión. Las cuales sólo son aplicables sí el afectado o afectados denuncian la situación, así como también las autoridades deben promover el libre desarrollo de la personalidad de la persona afectada, impulsando que la misma retome sus actividades normales, sin temor a represalias o castigos. Asimismo dentro de la determinación legal y el consenso de ambas partes, se podría imponer alguna restricción de acercamiento.