Los momentazos de Ancelotti en la celebración de LaLiga: del baile con Camavinga a la repetición de la foto del puro

El técnico italiano ha sido uno de los grandes protagonistas en la celebración del Real Madrid este domingo

Guardar

Nuevo

El entrenador del Real Madrid Carlo Ancelotti junto a Aurelien Tchouameni, Eduardo Camavinga y resto de jugadores en la celebración de LaLiga (REUTERS/Isabel Infantes)
El entrenador del Real Madrid Carlo Ancelotti junto a Aurelien Tchouameni, Eduardo Camavinga y resto de jugadores en la celebración de LaLiga (REUTERS/Isabel Infantes)

El entrenador del Real Madrid, Carlo Ancelotti, tiene una trayectoria profesional excelente y los logros alcanzados al frente de los diferentes equipos que ha dirigido no han sido cosa de poco. En el club blanco, el italiano ya forma parte de la historia. Ganó la Copa del Rey, la Champions League, la Supercopa de Europa y el Mundial de Clubes en su primera etapa, y se ha llevado el título de la Supercopa de España (en dos oportunidades), LaLiga (dos veces), la Champions League, la Supercopa de Europa, el Mundial de Clubes, la Copa del Rey, en su segundo ciclo -con posibilidad de levantar la 15 Champions en menos de un mes-.

Sin embargo, el italiano también se ha caracterizado por sus reconocidos y característicos gestos, como la imagen que deja en cada partido masticando chicle y enarcando la ceja. Pero sin duda, Ancelotti acostumbra a dejar momentazos ante la prensa, mostrándose siempre su simpatía y cercanía. Un ejemplo fue cuando mezcló los nombres de Tchouameni y Camavinga y le salió: ‘Tchouameninga’.

Te puede interesar: El Real Madrid recibe su 36º título de Liga y celebra con los madridistas en Cibeles

En las celebraciones de la plantilla, Ancelotti siempre ha aportado algo que lo han colocado en el centro de los focos, siendo un auténtico protagonista. Este domingo no podía ser menos. En la rueda de prensa posterior al partido del sábado ante el Granada, el italiano ya dio unas píldoras de lo que se venía cuando le preguntaron por el puro y las gafas de sol que se colocó en la celebración de 2022: “Sí, habrá algo así más o menos...”.

Ancelotti hace cantar el himno a miles de aficionados

Después del acto reglamentario en la Real Casa de Correos de la Plaza de Sol de Madrid, donde los ha recibido la presidenta de la comunidad, Isabel Díaz Ayuso, la plantilla merengue, antes de poner rumbo al Ayuntamiento, salió al balcón para agradecer a sus aficionados. Cuando era el turno de Ancelotti, además de gritar con ilusión “¡Hala Madrid!”, ha afirmado que le gusta cantar y “juntos vamos a cantar la canción más bonita del mundo”, antes de entonar el himno del Real Madrid, seguido de los miles de seguidores.

Bromea con los ‘no errores’ de Toni Kroos

Después de ser recibidos por el José Luis Martínez-Almeida, alcalde de la ciudad, Toni Kroos estaba siendo entrevista, a lo que el italiano ha intervenido en la entrevista bromeando: “Nunca falla un pase, cambio de orientación, bastante raro, muy raro... Tienes que mirar (se dirige al periodista)”. El alemán, entre risas: “Mañana entrenamos”.

Puro y gafas de sol: Ancelotti 2.0

La imagen de Ancelotti con gafas de sol y puro dio la vuelta al mundo en la celebración de 2022, convirtiéndose en un sello distintivo de su forma de celebrar los logros deportivos junto a sus jugadores. En esta celebración liguera, así como ya dejó caer el sábado en rueda de prensa, no ha podido ser menos. El italiano se ha puesto la bufanda al cuello, las gafas de sol, el puro en boca y rodeado de sus jugadores han repetido el momento.

Sus deseos de bailar con Camavinga

Así como en el balcón de la Real Casa de Correos el italiano ha revelado que le gusta cantar, ha sido para sorpresa de todos ya en Cibeles cuando ha hecho público “un sueño”: “Yo tengo un sueño. Quiero bailar con Eduardo Camavinga. Música, maestro”. El francés se ha acercado a su entrenador riendo para juntos, comenzar a bailar al ritmo de La La Love you.

Junto a sus jugadores saca sus ‘pasos prohibidos’

Ha sido instantes después de protagonizar su dueto con Camavinga, cuando la plantilla del Real Madrid, incluido Carlo Ancelotti, han continuado bailando por la pasarela en fila india delante de los miles de aficionados que están acompañando al equipo en la celebración.

Todos estos momentos del técnico italiano no son más que una demostración de la férrea unión y el buen ambiente que inunda el vestuario merengue. Un técnico que apuesta por sus jugadores, mientras que estos confían en su dirección. El Real Madrid todavía tiene un gran reto por delante el 1 de junio en el estadio Wembley de Londres, con la final de la Champions ante el Borussia Dortmund.

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias