Nueva trifulca entre la grada y un futbolista: un aficionado pellizca al primo de Iago Aspas en pleno partido

Raúl Blanco iba a botar un saque de esquina cuando dos aficionados le pellizcaron el hombro. El miembro de seguridad apartó al capitán del Celta B y no hizo nada con los aficionados, que permanecieron en la grada

Compartir
Compartir articulo
Aficionados del Nástic pellizcan a Raúl Blanco (Foto: FEFTV).
Aficionados del Nástic pellizcan a Raúl Blanco (Foto: FEFTV).

Insólita imagen -otra más- la que se ha vivido este domingo en el fútbol español. Nástic de Tarragona y Celta de Vigo Fortuna se enfrentaron en el Nou Estadi con los puestos de cabeza en juego. A falta de diez minutos para el final, Raúl Blanco -primo de Iago Aspas- se disponía a sacar un córner desde el perfil derecho. Tras colocar el balón en la línea y dar, seguidamente, instrucciones a sus compañeros para el remate, el capitán ha recibido un pellizco por parte de unos jóvenes aficionados que se encontraban en la grada. 

Pidiéndole Blanco explicaciones a los presuntos hinchas, la seguridad del estadio tuvo que intervenir para calmar al mediocentro, que no daba crédito ante lo que acaba de suceder. Los aficionados no fueron expulsados del estadio y el agente de seguridad del estadio únicamente apartó a Raúl Blanco para que pudiera botar el córner. “Lamentamos la actitud de dos aficionados locales en el banquillo del Estadio Novo de Tarragona en un acto que va totalmente en contra de los dos valores del fútbol y el deporte”, publicaba, una vez concluido el choque, la cuenta oficial de la cantera del Celta en X, antes Twitter.

Aficionados del Nástic pellizcan a Raúl Blanco (Foto: FEFTV).
Aficionados del Nástic pellizcan a Raúl Blanco (Foto: FEFTV).

El árbitro reflejó lo ocurrido en el acta del encuentro. “En el minuto 80 de partido, estando detenido para la ejecución de un saque de esquina, unos aficionados situados en la grada tocan en la espalda al dorsal número 10 del Celta de Vigo. En ese mismo momento se informa al delegado de campo de los hechos ocurridos actuando los miembros de seguridad privada del estadio”. El Nástic se llevó una victoria por la mínima crucial para asentarse en los putos de playoff y apurar sus opciones de ascenso directo, aunque, a falta de cinco jornadas, la última condición mencionada es propiedad del Deportivo de la Coruña.

Comunicado de Raúl Blanco

Quiero expresar mi preocupación por un incidente que ocurrió en el Nou Estadi Costa Daurada, durante el partido Gimnàstic Tarragona vs Celta Fortuna, puesto que, fui objeto de un acto irrespetuoso por parte de algunos espectadores que encontraban en el estadio mientras se disputaba el partido.

Como deportista, tengo la responsabilidad de representar no solo a mi club, sino también a todos aquellos que aman este deporte, y no puedo ignorar este tipo de comportamientos que socavan los principios básicos sobre los que se construye el fútbol.

Apelo a la conciencia de todos los aficionados para que reflexionen sobre la importancia de mantener un ambiente de civismo en los estadios. Solo a través del respeto y la tolerancia podremos preservar la belleza y la integridad del fútbol, y transmitir estos valores a las generaciones futuras.

Agradezco el apoyo recibido de mis compañeros de equipo, del cuerpo técnico y de todos aquellos que han condenado este lamentable incidente, Juntos, podemos trabajar para construir un entorno en el que el fútbol sea una fuente de alegría y de unión para todos.

Raúl Blanco Juncal”.

A Ocampos le tocaron el culo en pleno partido

Situación similar ocurrió en Vallecas el pasado mes de febrero, cuando Ocampos, futbolista del Sevilla, se disponía a sacar de banda hasta que un aficionado le tocó el culo con el dedo. El hecho fue apuntado en el acta por Hernández Maeso, pero el aficionado continuó en su asiento durante el resto del partido sin que la seguridad del estadio, responsabilidad del club local en coordinación con LaLiga y las Fuerzas de Seguridad del Estadio, hicieran nada.

“Las imágenes se vieron por sí solas. Ojalá que LaLiga lo tome con seriedad, como toma el racismo. No creo que toda la gente del Rayo sea así, pero siempre hay un tonto y ojalá que no pase en otros ámbitos. Si ocurre en el fútbol femenino ya sabemos lo que puede pasar. Yo me contuve porque tengo dos hijas y ojalá que en el día de mañana no le pase a ellas”, confesó Ocampos tras el encuentro ante el Rayo.