El enfado de Sainz con Leclerc por su ‘cruzada’ en China: “Lo que ha hecho nos ha costado dos posiciones a cada uno”

Un cerrojazo del monegasco a su compañero de equipo condiciona la carrera de ambos que fueron adelantados por Hulkenberg y Russell en la primera curva. Charles le hizo un cerrojazo a su compañero de equipo después de mirar hasta en dos ocasiones por el retrovisor

Guardar

Nuevo

Sainz y Leclerc durante el GP de China (REUTERS).
Sainz y Leclerc durante el GP de China (REUTERS).

China, que regresa al calendario después de cinco años, siempre depara acción. De entrante, un encontronazo entre Alonso y Sainz durante el sprint. Fernando fue el peor parado, pues el toque de ambos monoplazas generó un pinchazo al Aston Martin y cortó toda la inercia en la carrera del madrileño. En realidad quedaron mal parados los dos: de luchar por la tercera plaza, uno abandonó y el otro fue quinto. Y para colmo, el de Ferrari también se las tuvo con su compañero de equipo. “Ha estado por encima del límite,”, asegura Leclerc ya bajado del monoplaza.

Se barruntaba un GP de China tenso y eso que todavía no se había servido ni el primer plato. Tan sólo era el aperitivo, pero Ferrari tiene demasiada hambre. El plato principal llegó, como no podía ser de otra forma, durante la carrera del domingo. La de toda la vida, vaya. El horno tardó en entrar en combustión el mismo tiempo que el semáforo apagarse. Leclerc partía sexto, Sainz séptimo -primera vez que el monegasco batía al español esta temporada- y a medida que ambos alcanzaban la primera curva iba disminuyendo el espacio entre los dos monoplazas.

Te puede interesar: Alonso, a vueltas con los neumáticos, sigue maximizando el Aston Martin: séptimo en China tras otro paseo de Verstappen

Sainz durante el GP de China (REUTERS/Andres Martinez Casares).
Sainz durante el GP de China (REUTERS/Andres Martinez Casares).

Dos miradas al retrovisor, dos posiciones perdidas

Charles tenía cogido el interior, Sainz por el exterior, más bien, expulsado al exterior por su compañero de equipo, que miró dos veces por el retrovisor a la izquierda antes de dar dos golpes de volante y cruzar su coche 15 metros. Tan preocupado estuvo con Sainz, que dejó pasar Hulkenberg y Russell perjudicando así la carrera de ambos Ferrari. “Lo que pasó entre los dos coches en la primera curva nos condicionó la carrera”, señalaba Sainz al terminar. Cada vez son más frecuentes los dardos entre sus dos pilotos. Uno, camino de su despedida. El otro, quien se queda con la necesidad imperiosa de reafirmarse sobre quien hasta ahora le ha batido contundentemente.

El monegasco se deshizo más fácilmente de los dos foráneos, algo que le costó más a Sainz, consciente además de la estrategia al menor número de paradas posible. A partir entonces, los dos monoplazas italianos empezaron a sufrir, sobre todo con el compuesto más duro. “Al principio, en la salida, lo que hemos hecho con los dos coches nos ha costado dos posiciones tanto a Charles como a mí. Hemos perdido posición tanto con un Mercedes como con un Haas, así que dadas las circunstancias, el quinto puesto es lo mejor que podíamos conseguir. Hay que tener en cuenta que me he saltado una carrera y que aun así he estado entre los cinco primeros de todas. Hemos empezado bien, pero quizá China ha sido el circuito más difícil tanto para mí, como para Ferrari hasta ahora“.

Sainz también se las tuvo con Alonso en China

Esos fueron los problemas de Carlos durante la carrera, que reprodujeron los de la jornada del sábado. En lugar de Leclerc fue Alonso el otro protagonista. Pintaba a día de recogida de frutos para el asturiano y madrileño, que partían tercero y quinto respectivamente en el sprint de China, pero acabaron con la cesta rota. Fernando fue el peor parado de un toque con Carlos que generó un pinchazo al Aston Martin y cortó toda la inercia en la carrera del madrileño. En realidad quedaron mal parados los dos: de luchar por la tercera plaza, uno abandonó y el otro fue quinto.

Tras la carrera, ambos pilotos españoles fueron llamados a declarar ante comisarios por el incidente. Tanto Fernando como Carlos dieron su versión de lo ocurrido, de manera más comedida que sobre el asfalto. “Pudimos mantener dos vueltas por detrás a Max y con Carlos alguna más. La curva 7 la hicimos emparejados, luego en la curva 8 me intenté tirar por fuera y él me cerró la puerta. En la 9 intenté hacer lo mismo, pero yo me abrí en la curva 8 y él no se abrió, así que nos tocamos al final me llevé la peor parte porque tuve que retirarme, pero no duele mucho porque no tenía neumáticos y era difícil que mantuviera al grupo detrás”, asegura Fernando.

Te puede interesar: Las novedades en el formato sprint de la F1 a partir de China que convencen a Verstappen, pero no a Alonso

Alonso y Sainz durante su batalla en el GP de China (Captura de televisión).
Alonso y Sainz durante su batalla en el GP de China (Captura de televisión).

Sainz también se mostró crítico, pero cortés. “Aquí nadie está contento. Las tres primeras vueltas he intentado pasar a Max, quizás he gastado mucho el neumático ahí, aunque sabía que si le pasaba podía intentar ganar y me la he jugado. Luego he atacado a Fernando y creo que le he pasado bien. Creo que él ha hecho un movimiento optimista para devolvérmela que al final le ha costado la carrera a él y a mí, porque he tenido daños y a partir de ahí me he ido para atrás. Ha sido una pena porque creo que podríamos abre luchado por el podio sin ese incidente. Ha sido una carrera divertida por un lado, y frustrante por otro, yo creo que tenía buen ritmo, pero al haber desgastado el neumático al principio lo he pagado. Han sido luchas bonitas, un poco pasado al límite en algunas, pero así son las carreras”, zanja el de Ferrari.

La pelea entre españoles siguió en los despachos. La FIA decidió sancionar a Alonso con 10 segundos adicionales al tiempo conseguido en la carrera sprint tras ser considerado culpable por “causar una colisión”. No obstante, al haber abandonado la carrera, la sanción no supone ningún problema adicional al asturiano que sí pierde tres puntos de la superlicencia. “Lo que no hay que olvidar es que no es un desfile de modelos. He hablado con él y está concentrado. En Aston Martin estamos sorprendidos de que haya sanción. Todos hemos visto la batalla, pero de ahí a que haya sanción… Hay que dejar a los pilotos luchar, y más cuando creas una sprint para que arriesguen más. Es lo que hay y me quedo con que la carrera ha sido muy bonita”, resumía Pedro de la Rosa, embajador de Aston Martin, en DAZN sobre la sanción.