Bidasoa-Irun, con el objetivo cumplido, se enfrenta a un Cuenca que se juega el descenso

Guardar

Nuevo

Irun (Gipuzkoa), 24 may. (EFE).- El Bidasoa-Irun, con el objetivo del subcampeonato conseguido a falta de una jornada, se convierte en decisivo frente a un Rebi Cuenca que puede meterse en problemas muy serios en caso de derrota contra los guipuzcoanos.

El equipo irundarra, en una de sus mejores temporadas en la última década, ya ha asegurado su participación en la fase de grupos de la Liga Europea, que era la meta marcada por la directiva a un técnico Jacobo Cuétara que afronta su último encuentro de liga con el equipo en el que ha estado los últimos ocho años.

Luego quedará el remate de la Copa del Rey, casi imposible como título porque en una hipotética semifinal se encontrará al Barcelona, pero los bidasotarras quieren de momento terminar por la puerta grande su participación liguera y tener un comportamiento profesional con todo lo que hay en juego en una parte baja en la que hay tres equipos en un solo punto.

Un detalle a favor de Balonmano Cuenca es el pobre bagaje del Bidasoa- Irun como visitante en toda la segunda vuelta, en la que ha encajado derrotas en casa del Puente Genil, Nava de la Asunción, Ademar León y Huesca, ha empatado en Granollers y solo ha vencido un partido, a finales de febrero, en un sufrido encuentro en casa del Valladolid.

Cuétara podría dar minutos a la pléyade de jóvenes valores que siguen su crecimiento y que serán el pilar del equipo en próximas temporadas, como los primeras líneas Asier Iribar y Eneko Furundarena o el pivote polaco Sladkowski. EFE

1010566

cr/mz/og

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias