Mas de un centenar de ganaderos se manifiestan en Llavorsí (Lérida) por la amenaza del oso

Guardar

Nuevo

Lérida, 20 may (EFE).- Unas 150 personas, la mayoría ganaderos convocados por la organización Unió de Pagesos, se han manifestado este lunes Llavorsí (Lérida) para protestar por la amenaza del oso en el Pirineo leridano.

Los manifestantes han exigido al gobierno de la Generalitat ser "más diligente en la gestión de la población de oso" que en "estos últimos días se le ha visto muy cerca de núcleos poblados y también de rebaños".

El sindicato agrario denuncia la actitud pasiva del gobierno catalán por miedo a generar alarma social, y alerta de que la situación "cada vez es más insostenible y que hay que actuar tanto para evitar una desgracia como para que la actividad económica de la zona, principalmente la agraria y la turística, no se resienta".

Unió de Pagesos, que siempre se ha mostrado contraria a la reintroducción del oso en el Pirineo, pide al Govern que no autorice su "reforzamiento poblacional", que según el último censo del departamento de Acción Climática es de 83 ejemplares.

En este sentido, el sindicato insta al Ejecutivo regional a definir cuántos ejemplares de oso considera que puede asumir el Pirineo.

La movilización de hoy, que ha arrancado en el desvío de la carretera L-504 en dirección a la Vall Ferrera, junto a la C-28, ha culminado en la sede del Parque Natural del Alt Pirineu donde la responsable de Medio Rural de Unió de Pagesos, Raquel Serrat, ha leído un manifiesto.

La entidad reclama que se reconozcan todos los ataques directos e indirectos así como los daños colaterales que supone la presencia del oso en las montañas y que se compensen económicamente.

El sindicato también alerta de que se están perdiendo pastos porque hay zonas a las que los animales no quieren acceder porque saben que hay osos.

La asociación conservacionista Depana y la Fundación Oso Pardo han lamentado el "alarmismo" y la "demagogia" de las entidades agrarias y ganaderas que han convocado esta protesta por la presencia del oso en el Pirineo, algo que aseguran es normal durante la primavera, época de celo de estos animales y de emancipación de los jóvenes.

"La observación de osos cerca de algunas carreras y zonas habitadas de montaña no es un hecho excepcional y se produce durante la primavera, que es la época de celo de los plantígrados y también el momento de emancipación de los jóvenes de los grupos familiares", han asegurado las asociaciones en la nota. EFE.

1012160

agf/fl/ads

Guardar

Nuevo

Últimas Noticias