Manos Limpias dice que su denuncia contra Begoña Gómez se basa en noticias y que si son falsas será culpa de los medios

Compartir
Compartir articulo
infobae

El secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, ha indicado que basó su denuncia contra Begoña Gómez, esposa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en informaciones de medios de comunicación y que en caso de que las noticias no sean ciertas "serán quienes la publicaron quienes deberán asumir la falsedad". Así lo expresa en un comunicado al que ha tenido acceso Europa Press, en el que señala que en el actuar de Manos Limpias "no ha habido el más mínimo acto falsario" tras las manifestaciones del presidente de este miércoles. Bernad explica en el comunicado que su sindicato tuvo conocimiento a través de varios diarios digitales "de una serie de informaciones que afirmaban presuntas irregularidades, que pudieran ser presuntamente delictivas, en el comportamiento de la esposa" de Sánchez, y que tras observar que la Fiscalía no actuaba de oficio, pese a que las referidas noticias llevaban semanas publicándose, decidió "poner en conocimiento del juzgado competente dichas informaciones mediante la oportuna denuncia". Lo hizo, añade, con la intención de que se abrieran diligencias y se comprobara "la veracidad de las mismas". "Hemos ejercido con ello un derecho y un deber ciudadano. No ha habido en el actuar de Manos Lipias el más mínimo acto falsario, pues como bien han dicho quienes nos han criticado, basé la denuncia que se presentó en dichas informaciones periodísticas, y solo en las mismas", detalla. LA REACCIÓN DEL PRESIDENTE, INACEPTABLE Apunta que debe ser ahora el Juzgado de Instrucción Número 41 de Madrid, del que es titular el juez Juan Carlos Peinado García, quien deberá comprobar si dichas informaciones periodísticas "son ciertas o no" y, en caso de que no lo sean, "serán quienes las publicaron, quienes deberán asumir la falsedad". "Pero si no son inciertas, entendemos que la causa judicial deberá proseguir", matiza. Por otro lado, Bernad considera que la reacción del presidente es "de todo punto inaceptable" porque en lugar de dar explicaciones acerca de si las informaciones sobre su mujer son ciertas o no, "ha procedido como respuesta a insultar" a Manos Limpias por haber ejercido un derecho constitucional, diciendo que son una organización ultraderechista. "O dando a entender que formamos parte de una campaña derechista contra él, lo cual es falso", añade. Además, Bernad lamenta que la "prensa progubernamental" le ataque personalmente insultándole, y apunta que olvidan que fue absuelto por parte del Tribunal Supremo en el caso Ausbanc, en el que fue condenado en primera instancia. TRAFICO DE INFLUENCIAS Y CORRUPCIÓN EN LOS NEGOCIOS Cabe recordar que fue este miércoles cuando trascendió que el juez Peinado García había acordado abrir diligencias de investigación contra Begoña Gómez por los presuntos delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios, según ha adelantado 'El Confidencial' y confirmó en fuentes jurídicas Europa Press. Estas mismas fuentes señalaron que la apertura de diligencias se produjo el pasado 16 de abril a raíz de una denuncia presentada por el sindicato Manos Limpias, y que se había decretado el secreto de las mismas. Según el digital, entre las primeras diligencias ordenadas por el juez está la citación de varios testigos. La denuncia de Manos Limpias, a la que tuvo acceso esta agencia de noticias, fue registrada por su presidente Miguel Bernad el pasado 9 de abril y en ella sostenía que Begoña Gómez, "prevaliéndose de su estatus personal, esposa del presidente del Gobierno de España, ha venido recomendando o avalando por carta de recomendación con su firma a empresarios que se presentaban a licitaciones públicas". Recordaba que uno de los empresarios "beneficiados por esas recomendaciones o avales" de Gómez es Carlos Barrabés, y que al mismo se le habrían adjudicado licitaciones públicas por valor de 10 millones de euros. "Este empresario además montó el Máster de Transformación Social Competitiva de la denunciada", sostiene, y añade que la cátedra de Begoña Gómez fichó además como profesor asociado a ese empresario. Por otro lado, apuntaba que Víctor de Aldama, quien está investigado por la Audiencia Nacional como presunto conseguidor del 'caso Koldo', era el contacto de Begoña Gómez en Globalia y ganó 6,67 millones antes de que se negociara "el rescate (...) de la compañía". "DISPARARON LAS ADJUDICACIONES" A esto sumaba que Air Europa "pactó pagar 40.000 euros al año al África Center de la denunciada" y que el acuerdo de Globalia y el Instituto de Empresa incluía la entrega de 15.000 euros al año en vuelos de primera clase para Begoña Gómez y su equipo. Además, Manos Limpias sostenía que las cartas de recomendación y avales de la denunciada "dispararon las adjudicaciones a empresarios con los que le unía una relación de amistad". Tras estas aseveraciones, el sindicato indicaba que varios diarios digitales y de papel así como tertulias televisivas han denunciado estos hechos, que "revisten presuntos caracteres de delito de tráfico de influencias". EL ARTÍCULO 429 DEL CÓDIGO PENAL La denuncia apuntaba a la existencia de presuntos delitos relacionados con el artículo 429 del Código Penal, que sanciona la actuación de quien influya sobre un funcionario público o autoridad "para conseguir una resolución que para sí o para un tercero, directa o indirectamente, genere un beneficio económico". Tras esto, el sindicato solicitaba en su denuncia que se cite a declarar tanto a Begoña Gómez como a los responsables de los medios de comunicación que publicaron noticias al respecto. También pide que se aporten las cartas de recomendación y los expedientes de los contratos adjudicados a Carlos Barrabés.