Óscar Plano: “En el momento de la lesión pensé que no volvería a andar”

Compartir
Compartir articulo

Elche (Alicante), 21 abr (EFE).- El delantero del Elche Óscar Plano afirmó este domingo que, tras la grave lesión de tobillo que sufrió en el pasado mes de diciembre, llegó a pensar no sólo en que no volvería a jugar, “sino que no volvería a andar”.

El madrileño reapareció este sábado en el partido ante el Sporting de Gijón (2-1) justo cuatro meses después de ser operado de sufrir una fractura-luxación en su tobillo izquierdo, lo que le obligó a pasar por el quirófano.

“Fue una lesión tan espectacular que te pasan mil cosas por la cabeza”, comentó en rueda de prensa el delantero en alusión a las escalofriantes imágenes que se pudieron presenciar de su lesión, con el tobillo completamente girado.

Plano, que disputó los últimos 15 minutos del partido, quiso agradecer a los doctores que le operaron, Pedro Ripoll, Mariano de Prado y César Quesada, y a los readaptadores del club el buen trabajo realizado.

“El Elche tiene mucha suerte de contar con este cuerpo médico”, dijo el atacante, aún máximo realizador del equipo, pese a su periodo de inactividad, con siete tantos.

“Han sido muchos días y muchas horas de soledad, pero ya estoy aquí”, señaló el jugador, quien reconoció que nada más pisar el campo su primer pensamiento fue para su mujer y sus hijos “que son los que me sufren en casa”.

“Han sido muchas tardes llorando con ellos, con mis padres, mi hermano. Pero sobre todo mi mujer, que se ha multiplicado conmigo y con mis hijos. Les debo todo a ellos”, añadió.

Plano aseguró que ve al Elche “muy capacitado” para pelear por el ascenso y aseguró que aportará “lo máximo posible” para ayudar al equipo, si bien recordó que ha estado cuatro meses fuera del equipo y que lo normal es que le cueste “un poco”.

“Estaba en uno de los mejores momentos de mi carrera, tanto a nivel deportivo como personal. Toqué el techo y pasé al infierno, pero gracias a los compañeros todo se ha hecho menos complicado”, explicó.

Plano, que admitió que no pensaba jugar en su primera convocatoria “al ponerse feo el partido con el gol del Sporting”, dijo que intentó adaptarse al contexto del partido para “sufrir con el equipo”.

El delantero madrileño también tuvo palabras de agradecimiento para el entrenador, Sebastián Beccacece, por “todos sus mensajes y palabras de apoyo”.

“Le debo mucho y he aprendido viendo los partidos junto a él. Quería que estuviera a su lado. Desde fuera se sufre más, pero también se aprende a gestionar la dinámica del equipo”, explicó.

El madrileño, por último, se mostró convencido de que el Elche peleará “hasta el último minuto con los grandes” por el ascenso.

“La mala racha ya ha pasado y aportaré lo máximo posible para alargar esta buena”, concluyó el delantero del Elche. EFE

1004341

pvb/cta/jpd