Los candidatos de todos los partidos piden a Otxandiano que condene a ETA y reconozca que "matar estuvo mal"

Guardar

Nuevo

Los candidatos a lehendakari del PNV, PSE-EE, PP, Elkarrekin Podemos y Sumar han pedido al aspirante de EH Bildu, Pello Otxandiano, que condene a ETA y reconozca que "matar estuvo mal". Por su parte, Otxandiano ha insistido en pedir perdón a las víctimas si las hirió al calificar de "grupo armado" a la banda, y ha asegurado que están "absolutamente comprometidos con la reconciliación". El candidato de EH Bildu ha abierto, con su intervención, el debate electoral organizado por El Correo, recogido por Europa Press, que en primer lugar ha abordado el capítulo de memoria. En él, ha trasladado su solidaridad y su respeto a todas las víctimas, y les ha pedido perdón si les ha hecho daño con sus palabras sobre que ETA fue "un grupo armado", al ser preguntado por si fue una organización terrorista. Tras asumir que parte de EH Bildu (por Sortu) "fue agente de dolor en el pasado", ha apuntado que después ha sido "parte de la solución y aportó a la solución". "Hoy EH Bildu está en disposición de ser una agente para la reconciliación", ha asegurado. Según ha apuntado, "hoy hay gente en sus listas que fue amenazada por ETA". "Estamos dando pasos en la reconciliación y estamos preparados y absolutamente comprometidos para avanzar en ese sentido. Es el momento para la reconciliación en este país", ha remarcado. Pello Otxandiano ha asegurado que quizá los "pasos" que están dando son "insuficientes, pero una convivencia se construye con pasos". "Nuestro compromiso es absoluto con una memoria plural y respeto a los derechos humanos", ha aseverado. En este contexto, ha mostrado su "absoluto respeto con todas las víctimas, y con las de ETA en particular". "Creo que EH Bildu ha hecho un recorrido en los últimos años, y quiero poner en valor la declaración del 18 de octubre, donde se dice que todo aquello nunca debió haberse producido. Creo que estamos dando pasos, pasos insuficientes, seguramente", ha reiterado. UN LEHENDAKARI QUE CONDENE El candidato del PNV, Imanol Pradales, ha afirmado que "ojalá, señor Otxandiano, eso sea así, pero hoy sigue diciendo que ETA es un ciclo político y una trayectoria de 60 años". "Creo que ha habido responsabilidades políticas que han generado muchísimo sufrimiento en este país, creo que hay que denominar a las cosas por su nombre, y que Euskadi se merece un lehendakari que condene el terrorismo de ETA, por el bien de la convivencia de este país y por el bien de su futuro", ha resaltado. A su juicio, "no vale con pasar página, sin más". "Creo que quienes nos presentamos a estas elecciones tenemos que decir sin titubeos que matar estuvo mal, que el terrorismo de ETA fue un error y fue un horror, que no debía haber existido ni ese terrorismo ni ningún otro tipo de violencia en Euskadi", ha apuntado. En su opinión, la Comunidad Autónoma Vasca "necesita un lehendakari que mire al futuro, sin duda, pero que lo haga con memoria global, no selectiva, porque es justo con las víctimas y porque es la única manera de construir convivencia". "Euskadi merece un Lehendakari y un gobierno capaces de recordar, de condenar, de llamar por su nombre a todas las formas de violencia y terrorismo que ha sufrido Euskadi, que deslegitime la violencia como herramienta política", ha insistido. El socialista Eneko Andueza ha dicho a EH Bildu que "hay que llamar a cada cosa por su nombre". "En el caso de ETA, queda mucho por hacer. Mientras alguien no condene a ETA, podrá ser lehendakari, pero nunca será el lehendakari de todos", ha avisado. A su juicio, si no hay "ningún reparo" a la hora de decir que el franquismo fue una dictadura, tampoco hay que tenerlo para asegurar que "ETA fue una banda terrorista". "Toca deslegitimar, toca llamar a cada cosa por su nombre y a cada cual le toca enfrentarse a su pasado, porque a todas las víctimas, sin hacer ningún tipo de exclusión, les debemos el principio de verdad, justicia y reparación", ha remarcado. Por ello, ha dicho que, "ante cualquier vulneración de derechos humanos, hay que llegar hasta el final". "En el caso de ETA y en el caso de la izquierda abertzale, creemos que todavía queda mucho por hacer", ha añadido. Para Andueza, hay que poner "en el centro" a las víctimas y no hablar de ellas "desde la piedad, sino hablar de los asesinos desde el desprecio". Además, ha destacado que su partido cuando estuvo en el Gobierno Vasco puso en marcha el Instituto de la Memoria-Gogora, la oficina de atención a víctimas del terrorismo y aprobó un decreto para "reconocer y reparar a todas las víctimas de abusos policiales". DEJARLES FUERA DEL PODER El candidato del PP, Javier De Andrés, ha recordado que, "para acabar con el terrorismo, fue fundamental" que los demócratas se pusieran de acuerdo "en unas bases éticas, y una de ellas, la fundamental, era no llegar a acuerdos de concesión de poder a las fuerzas políticas que no condenaran el terrorismo". "Esto es lo que se ha roto ahora con el PNV y el PSE-EE, que han dado la alcaldía de Pamplona a Bildu, y el presidente del gobierno de España es presidente por los votos de Bildu", ha reprochado. Por ello, ha llamado a "volver a la posición anterior, y no dar poder ni recibir poder de aquellos que no condenan el terrorismo". "Eso conduciría a que ya, de una vez por todas, este grupo político se sumara a un proyecto democrático y no siguiera anclado en ese pasado terrorista", ha indicado. Para el presidente del PP vasco, "los lamentos sin consecuencias, se quedan a medias". "Lo que tiene que haber es una política de cohesión entre las fuerzas democráticas que no dé poder, ni aquí ni en ninguna institución de España, a las fuerzas que no reconocen el daño y el dolor causado por unos crímenes que nunca debieron suceder", ha remarcado, para advertir de que hay gobiernos "que condonan la violencia". Miren Gorrotxategi, de Elkarrekin Podemos, ha señalado que "la memoria es indispensable y este país ha sufrido una violencia de motivación política cruel contra las personas por pensar diferente y se ha basado en la deshumanización del otro, en el no reconocimiento de la existencia de una parte de la sociedad". "Y decimos alto y claro que, tanto ETA como los GAL, fueron grupos terroristas que cercenaron las libertades políticas. Si todos los partidos reconocieran este hecho, este país podría por fin cerrar sus heridas", ha manifestado. A su juicio, "matar a otra persona por sus ideas, torturar a un detenido, cualquier tipo de justificación política de estos crímenes está fuera de lo aceptable en el debate público". "Durante esta legislatura, Elkarrekin Podemos ha condenado sin ambages todas las violencias. Y, por ejemplo, hemos recordado que los homenajes a los presos de ETA que salían revictimizan a las víctimas de ETA", ha indicado. La aspirante a la Lehendakaritza de Sumar, Alba García, ha subrayado que la sociedad vasca "ha hecho un trabajo y un esfuerzo enorme en los últimos años por la convivencia", y los partidos tienen que estar "a la altura". "Hay que ser claros en esto, matar estuvo mal. El terrorismo ha causado mucho dolor en este país, pero también torturar estuvo mal y el terrorismo de Estado estuvo mal. Las víctimas de todas las vulneraciones de derechos humanos, empezando por las de ETA, tienen que ser reparadas", ha emplazado. Por su parte, Amaia Martínez, de Vox, ha recordado que su partido propuso la ilegalización de EH Bildu y los demás partidos votaron en contra. "Es un grave error que los vascos pueden pagar caro en estas elecciones", ha añadido, para precisar que seguirán insistiendo en este empeño de dejarle al margen de la Ley. "Ahora mismo el suelo ético del grupo político Bildu está a la altura de un zulo", ha aseverado.