El Milan, ante una semana decisiva: la remontada al Roma y el temido 'Scudetto' del Inter

Compartir
Compartir articulo
infobae

Roma, 17 abr (EFE).- El Milan comenzará este jueves su semana decisiva, dos enfrentamientos a todo o nada que pueden convertir la campaña 'rossonera' en una pesadilla: primero, un enfrentamiento ante el Roma en Liga Europa en el que está obligado a remontar para pasar a semifinales; y, el lunes, el temido derbi ante el Inter en el que sus rivales podrían levantar el 'Scudetto'.

Cinco días que servirán para medir el nivel del proyecto de este Milan irregular que, pese a sus altibajos, todavía sigue en liza por las semifinales europeas y es segundo con comodidad en el campeonato italiano.

Todas las dudas de la temporada se definirán en dos partidos que pueden salvar al equipo y a Stefano Pioli, su entrenador, en el punto de mira; o convertir la campaña en un fracaso al dejar la lucha por el 'Scudetto' a mediados de abril y no alcanzar las semfinales de la Liga Europa, objetivo mínimo tras el éxito de la pasada campaña en Liga de Campeones. Fracaso que iría acompañado de sus posibles consecuencias, como el despido del técnico.

El primero de los retos puede no ser decisivo porque, si bien el partido de ida en San Siro (0-1) fue un despropósito para un equipo como el Milan, las miradas de los aficionados milanistas están puestas, sobre todo, en el próximo lunes, en el 'Derbi della Madonnina' en el que quieren salir victoriosos a toda costa y evitar la humillación de ver a su mayor rival coronándose campeón, histórico por no haber sucedido antes.

Pero lo cierto es que Europa sigue teniendo un valor fundamental en la retina de los aficionados del 'Diavolo'. Serán cerca de 5.000 los que estarán presentes en el Estadio Olímpico de Roma para apoyar a los suyos en busca de la remontada. El partido, con el resultado tan corto, está abierto de par en par, aunque el Roma no ha encajado gol en los últimos 4 partidos.

La victoria, además, daría fuerza para afrontar el derbi ante el Inter. En caso contrario, la derrota o eliminación provocaría más pesimismo aún para el duelo ante los interistas.

Porque las sensaciones del Milan no son buenas. Son dos partidos seguidos sin ganar: la derrota ante el Roma en el partido de ida y un rocambolesco empate a 3 ante un Sassuolo que pelea por evitar el descenso.

Pero todo puede cambiar el lunes, independientemente del resultado ante el Roma. Porque en caso de eliminación en Europa, una victoria contra el Inter aliviaría situación; y en caso de acceder a semifinales, una derrota en Serie A volvería a desatar todo tipo de críticas.

Lo cierto es que para el Milan, desde que ponga un pie en Roma, comienzan 5 días decisivos. Toda la temporada se junta de jueves a lunes. Dos victorias solventarían con creces el entramado. Dos derrotas certificarían el fracaso. Y una victoria ante el Inter, la mayor preocupación milanista, podría ser suficiente para pasar de puntillas por una eliminación en Roma.

Tomás Frutos