El actor y autor Sergio Villanueva invita a amar la literatura en 'Los adioses póstumos'

Compartir
Compartir articulo

Eva Batalla

València, 15 abr (EFE).- El actor, autor teatral y escritor valenciano Sergio Villanueva propone en su nuevo libro, 'Los adioses póstumos', un viaje emocional por la historia de tres generaciones de una familia, del que se sirve para homenajear a la literatura y con el que espera motivar a sus lectores a resolver deudas afectivas pendientes.

El relato parte del eclipse solar del 3 de octubre de 2005, donde sitúa a los protagonistas de la novela, dos hermanos distanciados desde hace años. Marcelo es escritor y reside en Madrid y Sofía, una ejecutiva que continúa la trayectoria empresarial en la construcción de la familia en la costa valenciana.

Marcelo envía a su hermana un correo electrónico perturbador, un mensaje de despedida, al borde la muerte, en que la invita a leer el archivo adjunto; Sofía telefonea con insistencia a su hermano sin respuesta y decide ir en su búsqueda en un recorrido en coche, de València a Madrid, que será también un viaje emocional a su pasado, a la historia de sus familias, un reencuentro y una "cura" de las heridas sufridas.

Villanueva señala, en una conversación con EFE, que la historia de 'Los adioses póstumos' le surgió mientras observaba ese eclipse de sol en el madrileño parque de El Retiro, con el que abre la novela y que le llevó a una reflexión: "Cómo los astros pueden llegar a convergen de forma cuántica, perfecta, mientras nosotros seguimos sin saber resolver nuestras diferencias".

Esta idea quedó en reposo y la iba retomando entre ensayos de rodajes y de obras de teatro, clases de arte dramático y otras escrituras. La pausa obligada que marcó el confinamiento durante la pandemia le sirvió para "ordenar todo a nivel emocional", acabar dos obras de teatro y retornar y pulir la historia de Marcelo y Sofía.

El libro, editado por Algaida, está planteado como "una novela dentro de otra novela", que discurre en las pocas horas de trayecto de València a Madrid, pero es también un salto al pasado y un recorrido histórico por la España, y la ciudad de València en particular, de la República a la Guerra Civil, pasando por los años 60, 70 y 80 del pasado siglo.

El escritor ha querido también reflejar "las dos Españas" que todavía perviven, la del "dinero" y la especulación frente a la más humilde y 'disfrutona', la que goza de experiencias más cercanas como una comida familiar o con amigos, tan propia del carácter mediterráneo, con el que el escritor se siente totalmente identificado y le da la vida.

Villanueva se vale también de algunos personajes, como Gabriel, para hacer un homenaje a su abuelo, Joaquín, que le introdujo, como a Marcelo, en el enriquecedor mundo de la lectura y con el que rinde homenaje a la literatura y a algunos de sus autores favoritos, como Hemingway, del que recuerda su estancia en València, en 1925.

"En la familia soy el 'diógenes' de los libros -bromea-, el que se queda todos los libros y recuerdos cuando alguien se nos ha ido".

'Los adioses póstumos' es por ello también "una declaración de amor a la literatura y a esas personas que en un momento dado nos han recomendado una lectura, muchas veces sanadora, y han influido en nuestra personalidad de alguna manera", reflexiona el autor.

Asegura que se sentiría encantado de que la novela llevara a alguno de sus lectores a visitar la biblioteca de sus familiares y coger alguno de los libros que dejó pendiente de leer en la estantería. Defiende el papel "incalculable" de la literatura y su influencia para cambiar la historia; también, agradece, las personales.

Villanueva (València, 1972) es también autor de las novelas 'Ausencias' (1998), 'Laberinto de celuloides' (2011) y 'El secreto de los nocturnos' (2019), de la que ultima ya la segunda parte.

Como actor ha participado en una treintena de largometrajes, entre ellos 'La Celestina', 'Tranvía a la Malvarrosa' o 'Selfie', y en las series de televisión 'Acacias 38', 'El Ministerio del tiempo' y 'El Pueblo'.

Su primer largometraje como director, 'Los comensales', ganó el premio del público en el Festival de Cine de Málaga en 2016. Ahora está inmerso en la adaptación al cine de la obra de Enrique Arce 'La grandeza de las cosas sin nombre', como coguionista y actor. EFE

eb/cbr/bal

(foto)