Felipe VI impulsará en Países Bajos el corredor de hidrógeno verde Bilbao-Ámsterdam

Guardar

Nuevo

Madrid, 14 abr (EFE).- La visita de Estado que los reyes Felipe y Letizia comenzarán a Países Bajos este martes pretende dar un nuevo impulso a la colaboración entablada entre ambos países para distribuir hidrógeno verde y dar respuesta a la demanda creciente que se prevé que esta fuente energética tenga en un futuro cercano.

Los gobiernos español y neerlandés suscribieron en febrero del pasado año un convenio de cooperación sobre esta nueva fuente de energía para potenciar su uso como alternativa limpia frente a los combustibles fósiles.

Felipe VI visitará el próximo miércoles junto al rey Guillermo Alejandro de Países Bajos el Puerto de Ámsterdam tras el acuerdo con el de Bilbao para crear un corredor similar al entablado entre Algeciras (Cádiz) y Róterdam, que a su vez se extenderá a Alemania a través de las rutas fluviales.

Según el embajador de Países Bajos en Madrid, Roel Nieuwenkamp, ambos proyectos están en desarrollo y serán necesarios “algunos años” para comenzar la exportación de hidrógeno verde, pero con unas posibilidades “inmensas” de futuro en cuanto a demanda.

“Es bueno para lograr los objetivos de cambio climático, para la industrialización en España, para la innovación, para crear empleos verdes y para tener menos dependencia de Rusia y de otros países. Es una situación de gana-gana-gana”, ha remarcado Nieuwenkamp en declaraciones a EFE con motivo de la visita oficial de don Felipe y doña Letizia.

A su juicio, existe “una complementariedad grande” entre los dos países, porque en España “hay mucha oferta, de sol y viento, y en Países Bajos, además de Alemania, hay mucha demanda” por su fuerte peso industrial.

“España tiene un potencial inmenso, puede ser la Arabia Saudí de energía limpia”, ha ensalzado el diplomático neerlandés para describir las posibilidades de convertirse en un suministrador de referencia en Europa de hidrógeno verde por su capacidad de generación de energía solar y eólica.

La visita conjunta de los dos reyes al Puerto de Ámsterdam, el cuarto más grande de Europa, da continuidad a la que el monarca de Países Bajos hizo a España en junio del pasado año con el mismo fin de fortalecer la alianza en materia energética.

En aquel contexto, fue cuando se firmó el memorando para el desarrollo del corredor entre Bilbao y Ámsterdam, por el que la producción se centrará en Euskadi y la exportación en Países Bajos y el interior europeo a través del puerto interior de Duisburgo (Alemania) para suministrar a las industrias de la región Rin-Ruhr.

La rúbrica del memorando, del que forma parte la refinería de Petronor, situada en Bizkaia, fue en Puertollano (Ciudad Real) con motivo de la visita del rey Guillermo Alejandro a la planta de hidrógeno verde de Iberdrola.

Esta fuente energética tiene entre sus ventajas que se simplifica su transporte, al poder mezclarse con el gas natural y distribuirse por la red de gasoductos existente, y puede transformarse en electricidad o en combustibles sintéticos.

Esta versatilidad hará que, según el embajador neerlandés, el convenio entre Bilbao y Ámsterdam cobrará mayor importancia tras la decisión que la UE adoptó en octubre del pasado año de que las aerolíneas deberían incrementar progresivamente la carga de combustibles sostenibles y sintéticos en los aviones a partir de 2025.

“Es seguro que demanda va a haber porque es una obligación europea y el aeropuerto de Ámsterdam necesita mucho”, ha añadido el diplomático.

La visita al puerto amsterdamés no será la única cita de carácter económico del programa de Felipe VI a Países Bajos junto a la reina Letizia.

En la segunda y última jornada del viaje, el monarca, junto al neerlandés, presidirán un foro con unas 200 empresas de ambos países para explorar nuevos espacios de negocio, en particular, en materia de ciberseguridad y tecnología de finanzas.

Nieuwenkamp ha destacado que tras la salida del Reino Unido de la UE, España y Países Bajos se han convertido en un nuevo eje alternativo al de Francia-Alemania, lo que se ha traducido en posturas comunes en asuntos como la autonomía estratégica europea o las reglas fiscales.

“Después del ‘brexit’ hemos visto que España y Países Bajos se buscan y se encuentran. Se necesitan mutuamente. Si Países Bajos y España están de acuerdo, suele ser la antesala de un compromiso a nivel europeo”, ha remarcado el embajador.

En cuanto al traslado de la matriz de Ferrovial a Países Bajos hace un año, lo que provocó el malestar del Gobierno español, ambos países coinciden en que "no hubo un efecto sobre las relaciones", según Nieuwenkamp

"Se ha circunscrito al ámbito empresarial y no ha contaminado lo más mínimo la relación bilateral en el ámbito institucional o político", comparten fuentes del Ministerios de Asuntos Exteriores. EFE

cpg/jdm

(Recursos de archivo en www.lafototeca.com Código 21416087 y otros)