El belga detenido en Madrid portando un arma será entregado a Bélgica por tráfico de drogas y organización criminal

Compartir
Compartir articulo
infobae

El ciudadano belga que portaba un fusil y munición oculto en su equipaje y que fue detenido el pasado martes en la estación sur de autobuses de Méndez Álvaro en Madrid ha aceptado ser entregado a Bélgica, que le reclama por los delitos de tráfico de drogas y organización criminal. Fuentes jurídicas han informado a Europa Press de que el detenido pasó este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea, que acordó su ingreso en prisión en virtud de dos Órdenes Europeas de Detención dictadas por Bélgica: una por el citado tráfico de drogas y otra por la pertenencia a organización criminal. El detenido, que aceptó ser entregado al país, también ha pasado ante el titular del Juzgado de Instrucción Número 24 de Madrid, que acordó de igual forma su ingreso en la cárcel por un delito de posesión de armas -en este caso por el fusil con el que fue sorprendido el pasado martes--. El hombre ocultaba en su equipaje un fusil de asalto modelo G-3 del calibre 7.62, así como tres cargadores y una bolsa con proyectiles junto a una pistola del calibre 9 y tres chalecos antibalas. Fuentes policiales consultadas por Europa Press indicaron que el hombre, de 25 años, fue sorprendido cuando presuntamente pretendía viajar a Francia.