Sémper (PP) critica que Sánchez "vende humo" en torno a la vivienda en lugar de dar "respuestas acertadas"

Guardar

Nuevo

infobae

El portavoz del PP, Borja Sémper, ha criticado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "vende humo" en torno a la vivienda en campaña electoral y "no da respuestas acertadas para atajar el problema", mientras que el PP ofrece "propuestas contundentes". Sémper se ha referido en estos términos a la reunión mantenida este jueves por Sánchez con promotoras, banca y sindicatos para abordar el problema de la vivienda en un acto electoral en San Sebastián en el que también han intervenido el candidato del PP a lehendakari, Javier De Andrés, y la presidenta del PP de Guipúzcoa y cabeza de lista por este Territorio a las elecciones autonómicas vascas del 21 de abril, Muriel Larrea. El portavoz del PP ha acusado a los socialistas de sacar "un conejo de la chistera" cada vez que llega un periodo electoral, como en las últimas elecciones generales cuando prometieron "construir 185.000, 200.000 o 250.000 viviendas". "Llevan cuatro cinco años gobernando y hoy anuncian medidas para atajar el problema de la vivienda, que afecta fundamentalmente a los jóvenes" y que, ha incidido, "son humo y pancartas". "Eso sí, detrás de la pancarta la coalición de gobierno y sus socios se ponen de acuerdo, pero a la hora de implementar políticas que resuelvan el problema, que lo atajen y que lo aborden, son incapaces de ponerse de acuerdo", ha censurado. Además, ha aseverado que "el problema de la vivienda no se va a solucionar con más intervencionismo, sino con más oferta". "El problema de la vivienda no se va a solucionar con malas leyes de la vivienda, por cierto, aprobadas por Bildu aquí en Euskadi", ha insistido. Para Sémper lo que hay que hacer es "liberar suelo, impulsar la colaboración público-privada, buscar nuevas fórmulas también para que nuestros jóvenes se puedan emancipar" y ofrecer a los jóvenes "beneficios fiscales" para impulsar su emancipación. Sémper ha reflexionado sobre el hecho de que ahora en Euskadi se puede hablar "de aquellas cosas que importan a los ciudadanos sin amenazas, sin tensiones y sin la vocación y la voluntad, y muchas veces con éxito, que tenían una parte de los políticos y una parte de la sociedad vasca de dividirnos hasta rompernos, de hacer la vida irrespirable y de convertir también la sociedad y las relaciones personales, por lo tanto, en algo irrespirable". Frente a ello, ha señalado que, en la actualidad, Euskadi es "diferente" y "mejor", pero "también tiene unas necesidades y unas exigencias" y el PP vasco ofrece a los ciudadanos en esta coyuntura "un proyecto político que da respuestas a los problemas que tienen los ciudadanos". También ha criticado que Sánchez "se está empeñando con ahínco" en conseguir "romper a la sociedad", algo que "no podemos consentir". Así, ha señalado que el PP vasco "sabe qué es lo que sucede cuando la mala política contamina a la sociedad" y, por ello, los 'populares' están "empeñados en que la mala política que en estos momentos se ejerce desde Moncloa no contamine a la sociedad hasta el punto de romperla". Frente a ello, Sémper ha apostado por hacer política para abordar "con seriedad y con rigor" los "problemas" que tiene Euskadi, ha citado la Sanidad y la "creciente inseguridad en muchos municipios" y ha advertido de que "si siguen gobernando los mismos, los problemas serán los mismos". A ello ha añadido que, además, si "por alguna cuestión o arte de birlibirloque o algún tipo de ecuación posible a no descartar gobierna Bildu los problemas serán agravados, añadidos". De Andrés, por su parte, ha incidido en que "en el País Vasco las cosas no se han hecho bien" y, como ejemplo, ha indicado que "es la comunidad autónoma que más peso ha perdido en el Producto Interior Bruto de toda España en estos años de autogobierno". "Éramos el 7,4% del Producto Interior Bruto Nacional y ahora somos el 6,89%", ha apuntado. Además, ha opinado que esta campaña electoral en Euskadi está siendo "un poco plana", porque "salvo" su partido, "todo lo demás es la órbita Sanchista y tienen poco que discutir". Así, ha incidido en que "el PNV piensa en materia energética y cambio climático lo mismo que Bildu" y "lo único que discuten en el fondo es saber quién se lleva los votos". En cuanto al PSE-EE ha opinado que se están pasando toda la campaña "diciendo que no va a hacer lo que vienen haciendo, o sea, pactar con Bildu, necesitar a Bildu, apoyarse en Bildu para gobernar". "Ahora se quieren convertir a Bildu en un peligro para los vascos y decir que no hagan sus electores lo que ellos han hecho", porque lo que piensa el candidato socialista a lehendakari, Eneko Andueza, de la coalición soberanista "es lo mismo que piensa Sánchez, que le sirve". Frente a todo ello ha defendido que el PP es "la única alternativa", la que "funciona". Así, ha propuesto "activar sueldo" para construir vivienda en Euskadi, incentivar el alquiler, mantener las desgravaciones fiscales de las cuentas de ahorro-vivienda e incrementar aquellas por compra de vivienda. En definitiva, "que el sistema sea mucho más generoso con la clase media" y aprovechar "las posibilidades del concierto económico y el autogobierno" para "enmendar en alguna medida el destrozo que han causado". "MENOS SOBERBIA" Larrea ha señalado que "la sociedad vasca necesita un cambio de ritmo en las instituciones y en el Gobierno Vasco, un cambio de actitud, menos soberbia". A su juicio, se requiere "más servicio público, menos ambición y más responsabilidad en la gestión, más apertura y más colaboración, más entendimiento y menos vanagloria de lo que somos y dejamos de ser". En definitiva, "más autenticidad y menos postureo", ha añadido. La presidenta del PP de Guipúzcoa ha señalado que se niega a creer "que el cambio que representa la izquierda abertzale, que tanto daño nos hizo en el pasado, es lo que quiere la sociedad". Para Larrea, EH Bildu "representa más intervencionismo, menos libertad, más endogamia y menos amplitud de miras". Por otro lado, ha subrayado que "el cambio tampoco podrá llegar si al frente del poder continúan los mismos que no han sabido anticiparse a las necesidades y los acontecimientos del pueblo vasco" y que "están acomodados con una gestión que nos diluye y nos aleja de aquel liderazgo vasco en España en el resto de Europa en la economía, en sanidad, en seguridad y educación". A su juicio, ahora "se debilita por una gestión deficitaria" y, frente a ello, ha sostenido que el voto al PP es "la mejor apuesta de futuro" y garantía de "darle otro ritmo a Euskadi".