Marlaska avanza que las okupaciones bajaron un 9% en 2023 y pide no alarmar porque los casos graves son mínimos

Compartir
Compartir articulo
infobae

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha avanzado este miércoles en el Congreso de los Diputados que las denuncias de okupaciones de viviendas bajaron un 9% en 2023 con respecto al año anterior, "también en Cataluña", al ser cuestionado en el Congreso por el PP por la falta de medidas para hacer frente a esta problemática. En respuesta a una interpelación urgente, Marlaska ha pedido no crear "alarma social" con este tipo de delitos y ha subrayado las diferencias entre los casos más graves de allanamiento de morada --sea primera o segunda residencia-- de los de usurpación de vivienda o inmueble, que son los que no constituyen morada. En este sentido, el ministro se ha remitido a datos oficiales de la Fiscalía para indicar que los casos graves de allanamiento, en los que las Fuerzas de Seguridad actúan sin necesidad de intervención judicial, representan algo menos del 2% del total de casos registrados. De esta forma, ha negado que haya razones para la alarma ante las okupaciones. "No es eso de que bajo a por el pan y han entrado en mi casa o me voy de vacaciones y han entrado", ha argumentado. El Sistema Estadístico de Criminalidad del Ministerio del Interior reflejó un 3% de caída del número de denuncias por okupación en 2022, al anotar 16.726 hechos. Hasta agosto de 2023 se habían registrado 10.345 casos y, según ha avanzado el ministro, el último año cerró con una caída del 9% con respecto a 2022. EL PP SE REMITE AL ALCALDE SOCIALISTA DE BARCELONA El ministro del Interior ha reiterado que no hay preocupación social por la inseguridad y que la criminalidad sube debido al aumento de los ciberdelitos. Además, ha acusado al PP de hacer "electoralismo" con estos temas debido a las elecciones en el País Vasco y Cataluña, con lo que se "mimetizan" con el discurso de Vox. Por su parte, el diputado del PP Pere Lluís Huguet ha recurrido a cifras oficiales de Interior para recordar que la criminalidad ha subido en ciudades como Barcelona un 10%, lo que ha achacado a la falta de "coordinación" entre cuerpos policiales y a la deficiente legislación. En concreto, el diputado 'popular' se ha centrado en los casos de okupación, ya que más del 40% de los casos denunciados a las Fuerzas de Seguridad --incluyendo allanamiento y usurpación-- se localizan en Cataluña. "Al okupa no se le desahucia, al okupa se le desaloja y al que es vulnerable se le protege", ha dicho. Además, para rebatir al ministro ha citado al alcalde socialista de Barcelona, Jaume Collboni, señalando que recientemente ha dicho que la inseguridad "es la principal preocupación de la ciudadanía no sólo de Barcelona sino de toda el área metropolitana". En su opinión, el problema se debe a la "permisividad" desde la etapa de Ada Colau. Marlaska ha contestado recordando que son los Mossos d'Esquadra los competentes en materia de seguridad y que la coordinación policial ya es "perfecta", con la integración en órganos como el CITCO. Además, ha sostenido que desde que es ministro del Interior hay "más guardias civiles y policías nacionales en Cataluña, Euskadi y Navarra", en comparación con los datos de junio de 2018.