Alberto II de Mónaco reivindica la ciencia como "marco intelectual común" frente a las 'fake news'

Compartir
Compartir articulo
infobae

El Príncipe Alberto II de Mónaco ha reivindicado la ciencia como el "marco intelectual común" frente a las 'fake news' y las verdades alternativas, y ha asegurado que la lucha por la verdad está en el centro de todas las crisis que afectan al planeta. Lo ha explicado en la apertura de la Conferencia del Decenio del Océano en Barcelona, junto la directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, y que han clausurado la ministra de Ciencia, Innovación y Universidades, Diana Morant; el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y el alcalde de la ciudad, Jaume Collboni. "Frente a la superstición excesiva y a las mentiras falsas, lo que eufemísticamente se conoce como verdades alternativas o 'fake news', la ciencia por sí sola ofrece un espacio para el diálogo racional, accesible a todos y, lo que es más importante, similar para todos", ha subrayado el príncipe. Alberto II de Mónaco ha insistido en que la ciencia "determina la capacidad para tomar medidas colectivas, anticipar desafíos y encontrarles soluciones responsables", así como para comprometerse a abordar las cuestiones más criticas para el futuro del planeta. También ha reclamado la búsqueda de soluciones comunes para mitigar los efectos del calentamiento global, que "no se detiene en las fronteras de determinados países o determinadas regiones", ha puntualizado, y ha insistido en que solo a través de la ciencia se puede actuar de forma conjunta y efectiva. "Tomando decisiones informadas, anticipando las consecuencias de nuestras acciones y midiéndolas de manera efectiva", ha sostenido el monarca, que ha asegurado que esta Conferencia es una oportunidad única para mejorar la forma en que se gestiona el mundo y sus desafíos, para lo que se requiere verdad, sinceridad, colegialidad y responsabilidad, ha dicho textualmente. En la apertura de la jornada también han participado el presidente de Cabo Verde, Jose Maria Neves; el presidente de Seychelles, Wavel Ramkalawan, y el primer ministro de Cook Islands, Mark Brown.