El Senado aprueba a propuesta del PP reprobar el "menosprecio" de Sánchez a los municipios

Compartir
Compartir articulo

(Actualiza la NA3166 con el sentido de la votación y la creación de una comisión general)

Madrid, 3 abr (EFE).- El Pleno del Senado ha aprobado, a propuesta del PP y gracias a su mayoría absoluta y el apoyo de Vox, reprobar unas palabras del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pronunciadas hace tres semanas en el Congreso y que entienden como un "menosprecio al municipalismo": "En mi partido usted no habría llegado ni a concejal de pueblo".

Sánchez pronunció esta frase el 13 de marzo durante su respuesta al líder popular, Alberto Núñez Feijóo, en la sesión de control al Gobierno, en la que aludió a la amistad de este con el narcotraficante Marcial Dorado.

Este miércoles -cuando se cumplen precisamente 45 años de las primeras elecciones municipales de la democracia- el PP ha aprobado esta moción con la intervención de tres senadores que también son alcaldes y la presencia de concejales "de pueblo" en las tribunas del hemiciclo.

Para conjurarse contra las palabras de Sánchez, el PP ha reunido a trescientos ediles a las puertas del Senado, donde se han fotografiado con Alberto Núñez Feijóo y con la portavoz del PP en el Senado, Alicia García, portando una chapa en la solapa que reivindicaba: "Yo soy concejal de pueblo".

"Frente al desprecio de Sánchez, estamos con los concejales de pueblo", ha expresado Feijóo en su cuenta de la red social X tras esta reunión.

Además de instar a Sánchez a "retractarse públicamente", la moción, que ha contado con el apoyo de Vox, pide al Gobierno que cambie su "política contra el municipalismo" y que "pase del ataque y la confrontación a cumplir con sus compromisos y responsabilidades que reiteradamente incumple", entre ellas un adecuado sistema de financiación local y la aprobación del estatuto del pequeño municipio.

El primer portavoz del PP en este debate, Fernando Priego, que también es alcalde de la localidad cordobesa de Cabra, ha declarado que esas palabras de Sánchez fueron "una manifestación peyorativa hacia los miles de concejales que cada día se dejan la piel por sus vecinos" y ha opinado que el presidente del Gobierno "sí que no aguantaría ni una semana siendo concejal de pueblo porque los concejales de pueblo no se esconden y siempre dan la cara".

También han intervenido por el PP en el mismo sentido Juan Manuel González Camacho, que además es alcalde del municipio onubense de Lepe, y Nidia Arévalo, alcaldesa de Mos (Pontevedra), quien ha afirmado que los alcaldes y concejales de pueblo "no tienen Falcon, no tienen asesores, ni residencia oficial ni maquilladores ni peluqueros, pero se entregan todos los días; son el eslabón más importante de la política española".

Representantes de otros grupos también han calificado de "desafortunadas", "inadecuadas" o "irrespetuosas" las palabras de Sánchez del 13 de marzo, como Josu Estarrona (EH Bildu), Jordi Gaseni (ERC), Igotz López (PNV), Enric Morera (Compromís), Carmen da Silva (BNG) o Uxue Barcos (Geroa Bai).

Sin embargo, todos ellos han justificado de distintas formas su voto en contra de la moción y han criticado que sea el PP quien la presente después de los insultos, como han dicho algunos de ellos, que en numerosos casos profieren contra el Gobierno.

El senador del PSOE Alfonso Moscoso ha replicado que esta iniciativa "es el vivo ejemplo del trilerismo político del PP, cuyo único objetivo de desviar la atención sobre lo verdaderamente importante, que es que el presidente del PP durante cinco años pasó sus vacaciones y sus fiestas con un narcotraficante".

Además, el PP ha anunciado que propondrá la creación de una Comisión General de Entidades Locales en el Senado, para reforzar el papel que ya tiene como cámara legislativa territorial.

Si bien ya existe una comisión para las entidades locales en el Senado, la propuesta del PP trata de crear un nuevo órgano parlamentario que le dé más atribuciones.

Sería similar a la Comisión General de Comunidades Autónomas ya existente, la cual se regula de modo diferenciado en el Reglamento, con varias prerrogativas y especificidades sobre el resto de comisiones, entre ellas, la potestad para los presidentes o consejeros de los gobiernos autonómicos de intervenir en los debates de esta comisión.

La intención del PP es poner el foco en el Senado en las demandas del municipalismo, ya que una de las consecuencias es que los alcaldes y los presidentes de diputaciones y cabildos podrán tener voz en el Senado, y "trabajar de forma coordinada con la Federación Española de Municipios y Provincias", según ha avanzado el partido. EFE

esv-ml-pac/bal/jls

(Foto)