El desempleo aumenta en Austria hasta el 6,9 % en marzo

Compartir
Compartir articulo

Viena, 2 abr (EFECOM).- La tasa de desempleo de Austria subió hasta el 6,9 % en marzo, 0,7 puntos más que en febrero, en un entorno de deterioro del mercado laboral vinculado a la recesión que vive la economía de la república alpina.

Los datos publicados este martes por el Ministerio del Trabajo y el Servicio Público de Empleo de Austria (AMS) revelan que a 31 de marzo había 369.640 personas sin empleo, una cifra que supera en un 11 % la registrada en la misma fecha del año pasado.

"Se trata de una evolución especialmente negativa" para esta fecha, advirtió el jefe del AMS, Johannes Kopf, quien al presentar el balance mensual del mercado laboral expresó pesimismo sobre las perspectivas de una mejora a corto plazo.

"A diferencia de hace un año, cuando las previsiones auguraban sólo un breve bache económico, yo ya no creo en una rápida recuperación en el sentido de un descenso inminente del desempleo en Austria", declaró el experto, citado por la agencia local APA.

"Las empresas no sólo han perdido competitividad debido a la elevada inflación de este país, sino que también tienen un exceso de capacidad laboral", añadió Kopf.

Más optimista se mostró el ministro de Trabajo, el conservador Martin Kocher, al resaltar que el índice del paro sigue siendo "bajo" en comparación con los niveles prepándemicos.

Esa tasa fue del 7,5 % en marzo de 2019, subió al 12,3 % en 2020 tras el estallido de la pandemia, para descender de forma sostenida hasta 2023, cuando en marzo se situó en el 6,2 %.

El principal factor del aumento este año es "el difícil entorno económico", que ha mermado el dinamismo en varios sectores, como el de la construcción o el comercio, admitió el ministro.

No obstante, pese a que hay más personas sin trabajo, en varios sectores las empresas afrontan dificultades para cubrir puestos vacantes. Éstos aumentaron hasta totalizar 184.811 a fines de marzo, desde los 178.541 en febrero.

Por ejemplo, hay unas 3.200 vacantes en el sector de las instalaciones eléctricas y unos 2.000 puestos de cocinero sin ocupar, una situación que las autoridades esperan aliviar aumentando el número de permisos de trabajo a inmigrantes. EFECOM

wr/jlm