El plan de Sevilla para la Plaza de España apenas tiene precedentes

Compartir
Compartir articulo

Juan Vargas

Madrid, 1 mar (EFE).- La Plaza de España de Sevilla ha copado titulares esta semana tras conocerse la intención del Ayuntamiento hispalense de restringir el acceso al espacio y cobrar la entrada a los visitantes de fuera de la provincia, en lo que supone una iniciativa con escasos precedentes en nuestro país.

El Gobierno, titular de parte del conjunto diseñado por Aníbal González, ha enfriado el asunto al rechazar los planes de Sevilla, pero el debate está sobre la mesa y lo cierto es que apenas hay paralelismos en cuanto a cierres de este tipo; si acaso puede recordar a algunos espacios naturales donde se ha limitado el acceso.

Eso sí, son numerosos los puntos de interés turístico gratuitos para los lugareños pero que tienen un precio para el visitante, a pesar de que existe jurisprudencia europea que rechaza el establecimiento de tarifas diferenciadas en función de la nacionalidad o la residencia.

Algunos ejemplos destacables son los siguientes:

CANARIAS

En Canarias existe, desde hace años, un caso similar al que se plantea en Sevilla. Los llamados Centros de Arte, Cultura y Turismo de Lanzarote son administrados por el Cabildo de la isla, e incluyen los Jameos del Agua, la Cueva de los Verdes, el Mirador del Río o las Montañas de Fuego, en el Parque Nacional de Timanfaya. La visita en todos ellos es de pago, pero los residentes en Canarias tienen un descuento del 50 %.

Además, en Tenerife hay abierto un debate sobre si cobrar o no por el acceso al Parque Nacional del Teide, que administra el Cabildo.

CATALUÑA

En Cataluña merece mención el Park Güell, una de las obras cumbre de Antoni Gaudí. Desde 2013, la entrada a su parte monumental (declarada Patrimonio de la Humanidad), está regulada para evitar la masificación.

Cualquiera puede obtener una entrada gratis, pero para hacerlo hay que solicitar presencialmente al Ayuntamiento la inscripción en una página web (Gaudir Més) y el trámite no se hace efectivo hasta pasada una semana, por lo que en la práctica es inútil para los turistas, que en la mayoría de los casos sacan la entrada en los accesos del parque o por internet, con un coste de 10 euros.

Por su parte, los vecinos empadronados en los barrios limítrofes y los alumnos, maestros y personal de las escuelas que hay en el parque y en su entorno tienen derecho a una tarjeta de libre acceso, que deben solicitar al Ayuntamiento.

GALICIA

En Galicia, los casos que más recuerdan a la propuesta del Consistorio hispalense tienen que ver con espacios naturales que se han restringido por motivos de sostenibilidad y seguridad, aun siendo gratis el acceso, como el Parque Nacional de las Islas Atlánticas (se paga solo el transporte de la naviera) o la playa de las Catedrales (en temporada alta hay que pedir autorización a la Xunta).

Por otro lado, en Lugo los locales están exentos del pago de la entrada turística a la Catedral.

ANDALUCÍA

En la misma Sevilla se da el ejemplo del Real Alcázar, donde la entrada (con un precio general de 14,50 euros) es gratuita para los nacidos o residentes en la ciudad y para los desempleados de toda la provincia.

En Córdoba el público general paga 13 euros por visitar la Mezquita-Catedral, pero los nacidos y residentes en la diócesis cordobesa pueden acceder gratis.

EXTREMADURA

En Mérida, los residentes en la ciudad pueden acceder gratuitamente a los distintos recintos y lugares históricos gestionados por el Consorcio Monumental de Mérida, entre los que figuran el Teatro y Anfiteatro Romano, la Casa del Mitreo, la Casa del Anfiteatro y el Área Funeraria de los Columbarios, entre otros monumentos.

También en Plasencia (Cáceres), los nacidos y residentes pueden entrar de forma gratuita a la Catedral.

CASTILLA Y LEÓN

En Castilla y León los accesos a calles y plazas de las ciudades son gratuitos, pero en determinados monumentos sí existen diferencias en el pago entre quien acredite su residencia en la ciudad y los visitantes de fuera: ocurre en cinco iglesias románicas de Zamora, en el Alcázar y la Catedral de Segovia, en la Catedral de Salamanca, en el adarve de la muralla de Ávila y en la ermita de San Saturio, en Soria, una vez que esté rehabilitada.

ARAGÓN

En Aragón no hay espacios que se hayan cerrado al público, pero sí hay monumentos con precios diferenciados. Por ejemplo, la visita al Palacio de La Aljafería (cinco euros) es gratuita para personas "anfitrionas", es decir, nacidas o residentes en Aragón que visiten el monumento con familiares o amigos llegados de fuera de la comunidad.

BALEARES

En Baleares, la visita turística de la Catedral de Mallorca y su Museo de Arte Sacro se abona en una entrada conjunta que cuesta 10 euros; en cambio, los residentes y naturales de Mallorca no pagan por entrar en la catedral, aunque sí deben abonar dos euros para acceder al museo. EFE

jvc-np-del/aam

(Recursos de archivo en www.lafototeca.com Cód: 21537135, 21760616, 9273446 y otros)