EH Bildu espera que las dos nuevas competencias "no mantengan todo como hasta ahora" y Euskadi le dé su "impronta"

Guardar

Nuevo

infobae

La parlamentaria de EH Bildu Ohiana Etxebarrieta ha confiado en que las dos nuevas competencias que serán transferidas a Euskadi tras un acuerdo entre el Gobierno vasco y el central "no mantengan todo como hasta ahora" y Euskadi le dé su "impronta". Por su parte, Elkarrekin Podemos ha afirmado que "no hay más excusas" para que el Estatuto de Gernika "no esté cumplido en su integridad", mientras el PP ha emplazado a "gestionarlas bien" y Ciudadanos ve que en el anuncio "hay un componente de electoralismo importante". Los partidos vascos de la oposición se han pronunciado de esta forma después de que, este pasado viernes, el Gobierno Vasco diera a conocer sendos acuerdos para la transferencia a Euskadi de los servicios de transporte de viajeros por ferrocarril de Cercanías y la homologación de títulos extranjeros. En el transcurso de una tertulia parlamentaria celebrada en Radio Euskadi, recogida por Europa Press, la representante de EH Bildu Oihana Etxebarrieta ha admitido que "cualquiera de las transferencias que cumplen lo acordado y firmado en una ley orgánica y sometida a referéndum" son positivas. A su juicio, el cumplimiento del Estatuto es "un deber para con la ciudadanía y para con el pueblo vasco". "Ahora tocará trabajar para mejorar este servicio, para que no sea una mera transferencia para mantener todo como hasta ahora, sino para poder darle la impronta necesaria a las mejorías que tienen que tener estos servicios que son tan importantes para la ciudadanía de la margen izquierda o de Gipuzkoa". Además, respecto a la homologación de los títulos extranjeros, ha destacado que "no es casualidad que asociaciones que trabajan con mujeres que son trabajadoras del hogar" trabajen "por la homologación de la titulación". "No es casualidad que sean ellas, justamente aquellas a las que las leyes de extranjería y las dificultades en las homologaciones de títulos las condenan a trabajar en un empleo que hay que poner en valor, pero que está totalmente precarizado, desregularizado y desdemocratizado también", ha afirmado. "Tenemos que hacer que se note que esta transferencia trae una impronta propia que vaya a abrir y vaya a mejorar los derechos de muchas personas", ha dicho. "NO HAY EXCUSAS" Por su parte, la parlamentaria de Elkarrekin Podemos Isa González ha lamentado que no se hayan transferido todas las competencias con el Gobierno socialista. "Es que se deberían haber hecho todas, porque lleváis gobernando toda la legislatura pasada en el Ejecutivo y estáis en matrimonio aquí con el PNV", ha dicho. González ha advertido de que "no hay más excusas, ya no puede haber más excusas para que el Estatuto de Gernika esté cumplido en su integridad". "Nosotras vamos a seguir siempre reclamándolas y empujándolas para que se cumplan de una vez por todas, pero aquí tenemos un instrumento potentísimo en Euskadi, que es que no hay que irse a Madrid ni a ningún sitio, que es la ponencia de autogobierno, que sirve precisamente para que se cumpla el Estatuto de Gernika", ha añadido. La parlamentaria vasca ha criticado que, en esta última legislatura, "esta ponencia ha estado abandonada por el PNV y el PSE-EE" y también ha reprochado que el Ejecutivo vasco "ha preferido echar balones fuera, por ejemplo, oponiéndose a la ley de vivienda estatal por una supuesta invasión de competencias". Aunque ha acusado al Gobierno vasco de "no utilizar" las transferencias, ha añadido que las nuevas competencias son "bienvenidas". PP Desde el PP, su parlamentario Carmelo Barrio ha afirmado que "no hay nada de extraordinario" en la negociación y acuerdo de ambas materias. "Lógicamente, el Gobierno vasco actual, el próximo, pues, asume estas nuevas competencias y las tendrá que gestionar bien, porque algunas transferencias que ha recibido, pues, no las ha gestionado bien", ha indicado. En su opinión, en torno a "un instrumento político y jurídico vivo" como el Estatuto de Gernika, "se va avanzando, avanza la sociedad, avanzan los acuerdos políticos, los acuerdos parlamentarios y funcionan las instituciones". Mientras, el parlamentario de Ciudadano, José Manuel Gil, ha confesado que no entiende "esta pelea por las transferencias, que en realidad es una pelea por el poder y por la pasta". "Al final, a los ciudadanos lo que les interesa es que lo gestionen unos u otros, se gestione bien. Al final, es una pelea por ver quién lo hace o quién consigue llevarse el gato al agua", ha señalado. Según ha puntualizado, su formación apuesta por "ofrecer el mejor servicio posible al ciudadano" bajo los criterios de "eficiencia y de salud". Además, cree que "todo esto lleva debajo un proceso oculto, que es el avance hacia el soberanismo y hacia el secesionismo" y, además, "hay un componente de electoralismo importante". "Estas transferencias no se cierran por casualidad estos días", ha asegurado. Por último, ha aconsejado al Gobierno Vasco que "antes de reclamar nuevas transferencias" se dedique a "gestionar bien las que ya tiene".