Iberdrola ganará este año más de 5.000 millones de euros por primera vez en su historia

Compartir
Compartir articulo

Madrid, 22 feb (EFECOM).- El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, espera que el beneficio neto de la energética crezca en 2024 entre un 5 y un 7 %, sin considerar las plusvalías por rotación de activos, con lo que superará "con creces" los 5.000 millones de euros "por primera vez en 120 años de historia".

En la presentación de los resultados anuales del grupo, que el pasado ejercicio ganó 4.803 millones de euros, un 10,7 % más en comparativa interanual, Sánchez Galán ha adelantado, además, que Iberdrola volverá a batir su "récord de inversión", con 12.000 millones de euros este año.

Aunque ha invitado a los analistas al 'Capital Markets Day' de la compañía, que se celebrará el 21 de marzo en Londres, para conocer las previsiones en detalle, sí que ha informado de que la inversión en redes tendrá su foco en EE.UU., gracias a los nuevos marcos tarifarios en Nueva York y Maine, así como en Reino Unido y Brasil.

En renovables, Iberdrola prevé seguir creciendo gracias a la contribución de la eólica marina, con especial mención al parque de Saint Brieuc (Francia) y a las instalaciones en construcción, y pondrá en marcha 2.000 megavatios (MW) de nueva capacidad eólica terrestre.

La energética espera, asimismo, beneficiarse de menores gastos financieros gracias al impacto positivo de la venta del 55 % del negocio de México, principalmente de centrales de gas, que le han permitido obtener unos 6.000 millones de dólares -5.600 millones de euros-, cuyo cobro se producirá, en principio, el 26 de febrero.

"Todo esto es el resultado de un modelo de negocio integrado que maximiza el crecimiento y la previsibilidad", ha subrayado Sánchez Galán.

De acuerdo con el presidente de Iberdrola, en los próximos años el negocio de redes seguirá representado "entre el 45 y el 50 % del resultado bruto de explotación o ebitda, diez puntos por encima de los homólogos europeos", con hincapié en los países con alta calificación crediticia, que presentan marcos estables.

En este sentido, Sánchez Galán se ha mostrado esperanzado con que la actividad aumente en el futuro "impulsado por las enormes necesidades de inversión en transporte y distribución en todas las geografías, siguiendo la recomendación de la COP 28 y la Comisión Europea, entre otros".

En producción y clientes, Iberdrola equilibrará sus posiciones de generación y suministro; por lo pronto, ya ha vendido el 100 % de su producción para 2024 y en torno al 85 % para 2025, con unos márgenes "estables".

Ello se debe al porfolio de la compañía, "que no depende de la volatilidad de los combustibles fósiles", ha explicado su presidente, que también ha presumido de capacidad de almacenamiento, clave en un mercado "con mayor volatilidad por la penetración de las renovables".

Iberdrola aspira a continuar beneficiándose de su cartera mundial de contratos de compraventa de energía o PPA y de sus doce millones de clientes comerciales, a los que se ha comprometido a proporcionar "energías renovables y productos de valor añadido a precios competitivos".

Por último, Sánchez Galán ha dicho estar convencido de que los cambios que se avecinan, impulsados por la electrificación y la penetración de renovables, "maximizarán las oportunidades de invertir y crear valor para los accionistas -de Iberdrola- y la sociedad". EFECOM

smv/ltm