El PSOE y socios respaldan tramitar la ley de Sumar para recuperar la justicia universal y perseguir crímenes de Israel

Compartir
Compartir articulo
infobae

El PSOE y sus socios de investidura han avanzado este martes su voto favorable a que se tramite en el Congreso una proposición de ley de Sumar para recuperar la jurisdicción universal en España, lo que permitiría a los tribunales españoles perseguir graves crímenes y violaciones de los derechos humanos con independencia del lugar del planeta donde se produzcan, como desde el grupo proponente denuncian que está sucediendo actualmente en Israel. Sumar pretende con su propuesta restablecer el principio de justicia universal, que a su juicio fue recortado con una reforma en 2009 por parte del Gobierno del PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero y que fue eliminado prácticamente en 2014 con otro cambio de la Ley Orgánica del Poder Judicial, esta vez impulsado por el Ejecutivo del PP de Mariano Rajoy. Durante el debate de toma en consideración ante el Pleno del Congreso, la diputada del PSOE Hana Jalloul, que ha anticipado su respaldo, ha defendido que la reforma de Zapatero era "justa y necesaria", además de contar con un amplio consenso parlamentario. En cambio, Jalloul ha cargado contra la reforma posterior del PP, con la que España sufrió "daño reputacional" y perdió su puesto "a la cabeza de la defensa de los derechos humanos", al restringir de manera "sustancial y extrema" los derechos de los españoles víctimas en el extranjero. La diputada socialista ha señalado que la persecución de delitos que trascienden la frontera física española no pueden quedar impunes, enumerando casos de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra. "Hay que estar en el lado correcto de la historia", ha indicado, para defender en este punto la solución de los dos Estados al conflicto entre Israel y Hamás. GENOCIDIO EN PALESTINA "EN DIRECTO" Desde Sumar, Enrique Santiago ha reconocido que España ha sido un país precursor en la persecución judicial de graves violaciones de derechos humanos cometidas fuera de nuestras fronteras, lo que posibilitó a la justicia española un "alto reconocimiento y admiración" del exterior. El también portavoz de IU ha subrayado que no hay violaciones de derechos buenas o malas según quien las cometa y ha hecho hincapié en que los detractores de la justicia universal lo son precisamente porque quieren la impunidad para sus actos. "Si la comunidad internacional hubiera dispuesto de más herramientas para impedir la impunidad de graves crímenes internacionales, quizás entonces el genocidio del pueblo palestino que hoy contemplamos en directo todos los habitantes del planeta no estaría cometiéndose", ha querido destacar. Dentro de los que se han mostrado a favor, la diputada de Podemos Martina Velarde ha recordado que en la pasada legislatura su partido ya presentó una propuesta similar y ha llamado la atención sobre el "genocidio" en Palestina. El diputado del PNV Mikel Legarda ha indicado que las reformas que redujeron el principio de justicia universal fueron un "gravísimo retroceso" en la protección de las víctimas, "echando por la borda los logros obtenidos". PERO QUE NO SE QUEDE EN UN ARMARIO Por parte de EH Bildu, Jon Iñarritu ha considerado que la propuesta de Sumar es un "paso positivo", pero ha avisado de que no entenderá si al final se queda en un armario y no se aprueba, como ha ocurrido en el pasado. La diputada de ERC Pilar Valluguera ha dicho que es obvio que van a votar a favor, argumentando que cualquier sociedad democrática que se fundamente en el respeto de los derechos humanos tiene que tener incorporado el principio de jurisdicción universal. No obstante, ha recriminado al Gobierno de PSOE y Sumar que la 'ley mordaza' continúe vigente. Y favorables se han mostrado igualmente Néstor Rego, del BNG, que ha denunciado la "brutal e infame agresión" de Israel contra Gaza, y Coalición Canaria, que a través de Cristina Valido ha avisado al Gobierno de que preste la misma atención a los menores migrantes que llegan a las islas, porque si no "puede que tengamos una sorpresa". Por su parte, Josep Maria Cervera, de Junts, ha dicho que no entra en el fondo, pero que si se tramita presentarán enmiendas para mejorar esta proposición de ley. PP Y VOX, CONTRARIOS En contra de esta proposición se ha posicionado el PP, que no es partidario de hacer una "extensión ilimitada" de la jurisdicción universal porque "no existe" ninguna norma internacional que obligue a los Estados a incorporar ese principio de cualquier forma. La diputada María Jesús Moro ha señalado que no es verdad que con cierta forma de regular la jurisdicción universal España vaya a acabar con todas las imperfecciones de los sistemas judiciales ni "con todos los dictadores, genocidas y violadores de derechos humanos" que haya en el mundo. Según la 'popular', España no es la gran excepción en el tratamiento de la jurisdicción universal y ha defendido que con la reforma que hizo el PP en 2014 no desaparecía tal principio, a la par que ha criticado que, mientras tanto, no hay medios suficientes para las investigaciones judiciales sobre narcotráfico ni recursos para los guardias civiles, tras los dos agentes asesinados por una narcolancha en Barbate (Cádiz). Vox también ha mostrado su oposición a la propuesta de Sumar calificándola de "repugnante" y afeando a Santiago la "desvergüenza" de que la proponga siendo el líder del Partido Comunista, que --ha añadido-- es "la ideología más mortífera de la historia" al haber provocado "decenas de millones de muertos asesinados" en el mundo y miles en España. "Con esos antecedentes me produce un cierto escalofrío que ustedes hoy vengan con este cuento chino", ha expresado el diputado de Vox José María Sánchez, que ha criticado que Sumar quiera extender la jurisdicción universal al tiempo que "pretende despojar progresivamente de soberanía a España" al hablar de Estado plurinacional. Para Vox, la jurisdicción española en este sentido ya está regulada suficientemente en términos precisos y, a su juicio, "demasiado amplios", por lo que consideran que toda amplitud debería atenerse a los tratados internacionales de los que es parte España.