El PPdeG da por iniciada la "era Rueda" y Feijóo sella el cierre de la sucesión y nombra "barón" a su heredero

Compartir
Compartir articulo
infobae

El PP gallego da por iniciada "la era Rueda" tras la amplia mayoría absoluta que, pese a bajar dos escaños en relación con 2020, certificó en las urnas en las elecciones de este domingo. Unos comicios que, según el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, sitúan a Galicia como "ejemplo" de que unir el voto en su partido "arrincona al sanchismo y al independentismo", pero que tienen lectura gallega: el cierre definitivo de su propia sucesión con una victoria de su heredero dos años después. En la Junta Directiva del PPdeG, reunida un día después del 18F, ha sido el propio Feijóo quien ha recordado que hace dos años de la convocatoria del congreso extraordinario del que él saldría líder del PP estatal tras la crisis interna que se llevó por delante a Pablo Casado, y que daría pie a un relevo histórico en Galicia, donde por primera vez un presidente autonómico abandonó el cargo de forma voluntaria. Y si en su marcha Feijóo había advertido a Rueda que solo una victoria le podría convertir en líder, este lunes le ha felicitado por haber "superado el examen con matrícula de honor", y le ha otorgado, ante los principales cargos de la formación que se desplazaron a la capital gallega, el título de "barón" popular por derecho propio. "Alfonso Rueda no es un varón con 'v', es un barón con 'b', y yo me alegro mucho en esta terminología que utiliza el PP, que sea un 'barón' con todas las letras y con mayoría absoluta", ha celebrado, antes de encomendarle nuevas tareas ante las próximas citas con las urnas: las europeas y, antes, las vascas. "Vete preparando porque creo que te van a llamar", le ha trasladado, antes de anticiparle que tendrá que "pringar". "Fue mi secretario general, mi vicepresidente, mi sucesor y ahora un barón con todas las letras con su primera mayoría absoluta", ha aseverado en otro punto de su intervención, para añadir que el resultado gallego es "la democracia real" y "sin intermediarios". "Hemos ganado contra todo y contra todos", ha festejado. SUBRAYA SU IMPLICACIÓN Y LA DEFENSA DE SU LEGADO Y además del respaldo a Rueda, quien fue aplaudido y abrazado por los suyos durante el acto --aunque el abrazo más simbólico fue el que se dio con su jefe de filas--, Feijóo se ha cuidado de subrayar su implicación en una victoria de la que el propio Rueda ya le había hecho partícipe. Ha esgrimido que vino a defender "lo hecho entre todos" --toda vez que él fue presidente de la Xunta entre 2009 y 2022-- y ha ironizado con que dirigentes del PSOE como "Besteiro, que en paz descanse políticamente" sugiriesen que Génova dejaba solo a Rueda. Enfrente, ha recordado que participó en unos 40 actos en los 13 de los 15 días de la campaña electoral, en la que recorrió Galicia. "ERA RUEDA" Pero la primera en introducir la idea del cierre definitivo de un capítulo en la historia del PPdeG a modo de reivindicación fue la encargada de abrir el acto, la secretaria general del PPdeG, Paula Prado, quien, como después su jefe de filas, no ha escatimado en agradecimientos a los militantes y cargos del partido por el trabajo en precampaña y campaña. "Con tu primera mayoría absoluta, presidente, hoy ya es indiscutible que estamos en la 'era Rueda' después de un congreso ejemplar para sustituir al primer militante de Galicia y tras dos años de magnífico gobierno. Logramos una victoria inapelable tras una campaña ilusionante llena de propuestas frente a otros que quisieron embarrarla antes de empezar", ha proclamado. Y sobre sus rivales políticos ha vuelto a advertir de que, igual que "hicieron todo lo posible por intentar embarrar la campaña" --ha mencionado los pélets, por ejemplo--, "ahora empiezan a intentar embarrar el resultado electoral", y ha sentenciado: "Una vez más no van a engañar a los gallegos". "No serán capaces de empañar una victoria histórica del PPdeG de la que podemos sentirnos orgullos", ha añadido, antes de cerrar con una nueva crítica a sus rivales, de quienes ha afirmado que "ni saben ganar, ni saben perder, ni son capaces de entender a los gallegos". Por ello, les ha augurado que "así seguirán mucho tiempo en la oposición".